VIOLENCIA CONTRA LA MUJER, PRINCIPAL PREOCUPACIÓN EN TALLER DE ACTUALIZACIÓN SOBRE POLÍTICA PÚBLICA

Una masiva concurrencia de funcionarios públicos, lideresas y representantes de organizaciones de mujeres del área metropolitana de Bucaramanga, se registró en el tercer taller provincial para la actualización del diagnóstico de brechas de género en Santander, una estrategia liderada por los grupos de investigación Población, Ambiente y Desarrollo (G-PAD), y Economía Aplicada (EMAR) de nuestra Universidad, en convenio con la Dirección de Mujer y Equidad de Género de la Gobernación de Santander.

Además, el convenio incluye la institucionalización del Observatorio de Asuntos de Género y la evaluación de la Política Pública de Mujer y Equidad de Género de Santander, que para 2019 cumple 10 años y cuyo propósito es revisar su implementación.

“Es un proceso que va a impactar muchísimo las mujeres santandereanas en este año 2019 y los próximos 10 años, pues vamos a construir un Plan de Igualdad de Oportunidades (PIO) sobre unas bases reales sobre la situación y las condiciones que tenemos las mujeres hoy en día. El PIO tiene una vigencia de 10 años, el cual culmina en este 2019 y por eso vamos a hacer un estudio de brechas de género”, manifestó Mónica Rey Blanco, directora de Mujer y Equidad de Género, adscrita a la Secretaría de Desarrollo departamental.

Al respecto del diagnóstico de brechas, Valentina Gómez Castaño, trabajadora social e investigadora del G-PAD, destacó que “en el área metropolitana de Bucaramanga, siguiendo la tendencia de las demás provincias, se evidencia la priorización de dos ejes para trabajar donde aún se perciben profundas brechas de género, los cuales son: la participación política de las mujeres y la violencia contra la mujer, especialmente en términos de acceso a la justicia”.

El tercer taller provincial con lideresas sociales tuvo la particularidad de contar con la participación de distintos sectores de organizaciones de mujeres, especialmente de población migrante y LGTBI. Según Gloria Esperanza Sepúlveda, activista del movimiento de mujeres, “hemos encontrado que las brechas continúan en el tema de educación, porque se requiere que la política pública le apueste a escenarios de formación y educación en sensibilización desde las bases comunitarias, integrando a la familia y a toda la comunidad en general, con enfoque diferencial, sobre todo en las mujeres, para que se nos permita llegar a esos escenarios de poder”.

En el espacio con los funcionarios, el eje temático que más inquietó a los participantes fue el de violencia contra la mujer. Para Luz Estela García, subsecretaria de Salud y Desarrollo Social del municipio de Rionegro, “es supremamente interesante actualizar la política pública, con el fin de que nosotras las mujeres tengamos la oportunidad de educarnos con respecto a los derechos y deberes que tenemos, además con respecto a todo lo que tiene que ver con maltrato contra la mujer, no solo físico sino también psicológico”.

El taller provincial del área metropolitana de Bucaramanga es el tercero de 7 encuentros, uno por cada provincia. Las próximas sesiones se desarrollarán en las provincias Yariguíes, Comunera, Guanentá y Soto Norte.