Noticias

ALCALDÍA DE BUCARAMANGA SELLÓ DIEZ ESTABLECIMIENTOS COMERCIALES EN EL BARRIO LA UNIVERSIDAD

Cabe recordar que esta es una zona residencial y además funciona la Universidad Industrial de Santander, UIS, y la clínica La Merced. Funcionarios de la Secretaría del Interior, Policía Nacional, Tránsito de Bucaramanga, Secretaría de Salud y Medio Ambiente, y Personería estuvieron presentes en el operativo que se desarrolló el pasado 14 de octubre, en horas de la noche.

“Le queremos dar tranquilidad y descanso a los pacientes de la clínica La Merced. Cerramos establecimientos por exceso de ruido. Asimismo, se sellaron tres lugares por no cumplir con las condiciones higiénicas sanitarias. Este es el resultado de las políticas adoptadas por del ingeniero Rodolfo Hernández, alcalde de Bucaramanga,  para garantizarle a toda la sociedad el ejercicio de autoridad y el cumplimiento de los requisitos legales”, expresó José David Cavanzo, subsecretario del Interior.

A través de un sonómetro, que se puso en unas de las habitaciones de la clínica La Merced, se determinó el exceso de decibeles que originan los establecimientos que en encuentran en la carrera 27, ente calles 11 y 12. “La norma pide, por ser un sitio de tranquilidad, que la intensidad sonora esté entre los 45 decibeles y sobrepasó aproximadamente a 52 decibeles”, dijo Mildreth Liliana González Cuadros, subsecretaria de Medio Ambiente de la capital santandereana.

La comunidad del sector se mostró satisfecha con el ejercicio que realizó el Gobierno de los Ciudadanos. “Me parece muy importante el operativo que efectuó la Alcaldía, porque le brinda tranquilidad a los pacientes. Ellos merecen que no se registre tanto ruido a sus alrededores”, comentó Isabela Ortiz Rey, enfermera de la clínica La Merced. Cabe decir que la Personería de Bucaramanga realizó el acompañamiento en la jornada para verificar el debido proceso y proteger el interés general.

“En la medición que se ha hecho, desde el punto de vista técnico, han rebasado los límites que la norma establece. En consecuencia, la medida administrativa que se procede es el cierre de los establecimientos. La idea es seguir coordinando este tipo de operativos en el futuro para garantizar la paz y la tranquilidad de la comunidad”, acotó Omar Ochoa Maldonado, Personero de Bucaramanga.

La Administración municipal continuará con estos operativos en diferentes zonas de la ciudad en procura de asegurar el bienestar de la población. El operativo de vigilancia y control se dio en el sector del Caballo de Bolívar. La contaminación auditiva fue una de las causas que originó el cierre de estos lugares. Sellamiento Fotografía: Félix Cristancho / Prensa Alcaldía de Bucaramanga