Noticias

ALCALDIA DEBE TOMAR MEDIDAS URGENTES PARA EVITAR DAÑO FISCAL EN MANEJO DE INMUEBLES DEL MUNICIPIO

Publicidad

IMG_7742Previniendo situaciones que puedan afectar el interés general y el patrimonio público, Magda Milena Amado Gaona Contralora Municipal de Bucaramanga, emitió en las últimas horas Control de Advertencia a cuatro funcionarios de la administración local para que tomen medidas urgentes tendientes a evitar daño fiscal por la no reglamentación del manejo de los inmuebles propiedad de la Alcaldía de Bucaramanga.

Según los hechos destacados por la Contraloría, un aspecto que ha dificultado el cumplimiento de las obligaciones y manejo adecuado de las propiedades del municipio, es que la reglamentación de la administración no establece cuáles son las dependencias ni los funcionarios responsables de manejar de manera adecuada estos inmuebles. El Control de Advertencia cobija a: Carmen Cecilia Simijaca Agudelo, Secretaría Jurídica; Jaime Ordoñez Ordoñez, Secretario Administrativo; Janeth Arciniegas Hernández, Jefe de la Oficina de Control Interno, y Sandra León León, Directora del Departamento Administrativo Defensoría Espacio Público del Municipio de Bucaramanga.

De acuerdo a la providencia, los mencionados  dentro del marco  de sus correspondientes funciones y competencias, dispongan acciones correctivas urgentes, necesarias y eficaces que garanticen una adecuada reglamentación que permita la adecuada administración de los bienes inmuebles propiedad del municipio de Bucaramanga, y en un plazo que no exceda los cinco días hábiles deberán informar a la contraloría estas acciones. Un ejemplo de la falta de reglamentación mencionada es el manejo de seis (6) locales que la Alcaldía posee en el Centro Comercial Acrópolis.

Como se recordará, el municipio de Bucaramanga incurrió en mora en el pago de las cuotas de la administración con el Centro Comercial Acrópolis, motivo por el cual el establecimiento de comercio inició proceso ejecutivo con el fin de obtener el pago de la obligación, “el proceso judicial ha resultado oneroso al municipio y por ende, contrario a la moralidad administrativa, todo lo cual ha sido oportunamente advertido por este ente de control mediante llamado de atención fechado el 29 de julio de 2013”, señala el Control de Advertencia de la Contraloría.