Noticias

ALIANZA ECOPETROL – UNILLANOS FORTALECE CAPACIDADES DE INVESTIGACIÓN DE LOS LLANEROS

  • Monitoreos ambientales permitieron el primer registro para Colombia de la ninfa efímera Fittkaulus amazonicus, una especie de libélula hallada en el caño Seco del municipio de Acacías.

  • Grupos de investigación de la Universidad participan en proyectos de tecnología de recobro mejorado y análisis y monitoreo de calidad de aguas.

El fortalecimiento del Centro de Calidad de Aguas de la Universidad de Los Llanos, que le permitirá a la región contar con el único laboratorio ambiental acreditado para la caracterización especializada de aguas y suelos, hace parte de los logros destacados de más de tres años de cooperación tecnológica entre esta universidad y el Instituto Colombiano del Petróleo (ICP) de Ecopetrol.

Publicidad

Este Centro dispone de una unidad de muestreo, unidades de laboratorio para análisis fisicoquímico, microbiológico, hidrobiológico y ecotoxicológico de aguas y suelos, y personal técnico preparado para atender requerimientos de la industria petrolera y otros sectores.

Justamente durante los monitoreos para la caracterización fisicoquímica y biológica de los cuerpos de agua, se logró el primer registro para Colombia y ampliación de la distribución a la cuenca del río Orinoco de la ninfa efímera Fittkaulus amazonicus kluge (ephemeroptera-leptophlebiidae), pariente de las libélulas, en el Caño Seco del municipio de Acacías. Este hecho ha sido destacado ya a nivel científico en diversas publicaciones especializadas.

En diciembre de 2015 las dos instituciones suscribieron el convenio de cooperación tecnológica y científica para generar competitividad empresarial y desarrollo regional; fortalecer la investigación, y generar una mayor exposición de la comunidad científica y universitaria a las oportunidades de la industria petrolera en la región.

A la fecha, se han suscrito nueve acuerdos de cooperación por $36.675 millones para investigaciones conjuntas. Una de ellas está relacionada con el desarrollo y aplicación de un piloto para el recobro mejorado de crudo pesado en el campo Chichimene, con énfasis en la nueva tecnología de inyección de aire. El arranque de esta iniciativa, está previsto para este semestre.

De igual manera, se generó un modelo para la valoración del impacto ambiental de vertimientos industriales sobre los ríos Ocoa, Guayuriba y Acacías, que apunta a una gestión sostenible de los recursos, mediante la identificación e implementación de tecnologías para mejorar los procesos de producción.

Mediante este convenio se ha vinculado a 277 co-investigadores, quienes han hecho pasantías en el ICP y participan en procesos de transferencia de conocimiento con los investigadores de Ecopetrol, cuyos avances ya tienen aplicación en campos Apiay, Castilla y Chichimene. Además, se creó el Programa de Ingeniería de Procesos, con base en  similares existentes en universidades del Oriente colombiano, para que futuras generaciones de estudiantes del Llano se preparen.

Ecopetrol ha aportado cerca de $28.175 millones, de los cuales $16.242 millones han sido recursos financieros y otros $11.933 millones en el aporte de sus investigadores. El aporte de Unillanos asciende a los $8.499 millones para la transferencia de conocimiento mediante la realización de más de 30 actividades académicas entre foros, congresos, cursos de capacitación y publicaciones y ponencias en diversos eventos técnico-científicos en Colombia y el exterior.

Los resultados contribuyen con el mejoramiento de los índices de eficiencia en educación superior y capacitación, inversiones e investigación en ciencia, tecnología e innovación y registros de producción científica.