Noticias

AMB Y TRÁNSITO DE BUCARAMANGA INTENSIFICARON ACCIONES OPERATIVAS CONTRA LA INFORMALIDAD EN EL TRANSPORTE PÚBLICO

Publicidad

image (12)Jueves 11 de febrero de 2016.  Ayer el Área Metropolitana de Bucaramanga y la Dirección de Tránsito de Bucaramanga intensificaron los operativos y controles especiales para contrarrestar la informalidad en el transporte público colectivo. Los dispositivos de control se produjeron en la calle 105 con la carrera 15d, entre los barrios Provenza, El Porvenir y Dangong. Allí se hizo efectiva la  inmovilización de cinco buses de servicio colectivo de las empresas Transcolombia y Unitransa, cuyos conductores fueron sorprendidos prestando un servicio no autorizado, es decir, cambio de ruta (recorridos no avalados por la autoridad de transporte).

Estas acciones se realizan en atención a los controles que debe adelantar la autoridad de transporte del Área Metropolitana de Bucaramanga, para salvaguardar la seguridad de los usuarios. Específicamente se busca garantizar la existencia de pólizas, porque en caso de accidente con personas lesionadas, no habría cobertura o validez para atender la emergencia. Además, se pretende evitar la operación de un servicio de transporte en una ruta paralela al de transporte masivo.

SEGURIDAD DEL PASAJERO, VENTAJA DE USAR EL TRANSPORTE PÚBLICO

 “Los ciudadanos deben saber que usar el transporte público formal tiene sus ventajas, porque las empresas que prestan este servicio colectivo e individual asumen una serie de costos a través de las pólizas de responsabilidad civil contractual y extra contractual, para garantizar la seguridad del pasajero y el conductor”, explicó el ingeniero Aldemar Díaz, subdirector de Transporte del AMB.

Además, indicó: “A través de las empresas de transporte formal, garantizamos el cubrimiento de las necesidades de movilización de la comunidad”. El subdirector de Transporte del AMB aseguró que “se establece como hecho metropolitano la necesidad de hacer control a la informalidad en el transporte, que puede darse de muchas maneras, porque no es solo el vehículo particular que moviliza personas de manera irregular, sino también las mismas empresas formales, que no prestan el servicio ni en las frecuencias, ni en los horarios establecidos”.

Explicó que “el AMB, en su condición de autoridad del transporte para las ciudades conurbadas, establece rutas, horarios y frecuencias que responden a las necesidades de movilización de la comunidad”. Con referencia a los operativos ejecutados esta mañana del 10 de febrero, conjuntamente con la Dirección de Tránsito de la ciudad, el ingeniero Aldemar Díaz indicó: “Nuestro carácter metropolitano (del AMB) nos permite trabajar en el control del transporte formal, de la mano con las autoridades de cualquiera de los municipios, y también hacemos apoyo a estos organismos municipales, en el control de la informalidad, cuando se utilizan vehículos particulares”.