Noticias

ANTE CRECIENTE CONTAMINACIÓN DEL RIO LEBRIJA, AMB, ACADEMIA Y PESCADORES BUSCAN SOLUCIONES EFECTIVAS E INMEDIATAS

Publicidad

image (15)La directora del AMB, Consuelo Ordóñez de Rincón expone la labor realizada por la autoridad ambiental urbana en esta problemática.

Bucaramanga, noviembre 17 de 2015: Bajo el liderazgo del Área Metropolitana de Bucaramanga, AMB, se realizó en el día de ayer el primer foro especializado alrededor de la problemática ambiental que se registra en una de las más importantes cuencas hídricas de Santander como lo es el río Lebrija. El evento tuvo el apoyo de la Universidad de Santander UDES y contó con la participación de representantes de la academia, expertos en el tema ambiental y el manejo especializado en contaminación de fuentes hídricas, así como de la Electrificadora de Santander y de los gremios de pescadores,

Desde hace décadas, la problemática ambiental del río Lebrija viene en aumento sin que hasta el momento se hayan tomado medidas realmente efectivas, sino que por el contrario cada día se registran más situaciones negativas como la mortandad de peces en la cuenca media del río, hecho generalmente ligado con las aperturas periódicas de las esclusas de la represa de Bocas, cuyo manejo corresponde a la Electrificadora de Santander, según lo informaron representantes de los pescadores.

“Como autoridad ambiental urbana el Área Metropolitana está tomando cartas en el asunto y es así como estamos en la tarea de realizar los estudios y mediciones sobre la imperante necesidad de construir las plantas de tratamiento de aguas residuales de Bucaramanga, tarea que corresponde ejecutar a la empresa de alcantarillado – EMPAS- y que no puede seguir prorrogándose. Son cientos de toneladas diarias de aguas servidas que caen directamente al Rio de Oro, que a la final es el río madre del Río Lebrija¨, señaló Consuelo Ordóñez de Rincón.

image (16)Javier Carrillo, ingeniero ambiental a cargo del grupo de recursos hídricos de la Subdirección Ambiental del AMB, explicó que en este momento se están haciendo mediciones permanentes en 34 puntos de esta fuente, corroborando que más del 86 por ciento de la carga contaminante que recibe este río corresponde a aguas servidas, cuya responsabilidad casi que total, actualmente recae en la empresa de alcantarillado urbano. ¨En las mediciones realizadas sobre el río de Oro es posible evidenciar que la carga contaminante se incrementa de manera importante, a su paso por el área urbana de Bucaramanga, Floridablanca y Girón. Es evidente que el nivel de carga contaminante que se entrega al río Lebrija es muy alta, que en pocas palabras indica que este río está muy contaminado¨, aseguró el experto.

A su turno el representante del área ambiental de la Electrificadora de Santander, manifestó que el problema de la represa de Bocas es cada día mayor, puesto que el nivel de lodos y de materia orgánica aumenta de manera exponencial y los vasos desarenadores, y en general el sistema de control y reducción de este material, se vuelve cada día menos eficiente ante la cantidad de carga que se recibe, lo que obliga a que deban ser más frecuentes las aperturas controladas de las esclusas, hecho que afecta la cuenca media del río.