Noticias

APRENDIMOS A PERDONAR, A DARNOS UN ABRAZO Y AYUDARNOS”: LILIANA HERNÁNDEZ

DSC01216
Con actos simbólicos, los 90 beneficiaros del proyecto ES.PE.RE., en Bucaramanga dijeron sí al perdón y la reconciliación, en familia y en comunidad.

Las Escuelas de Perdón y Reconciliación (ES.PE.RE.) en el norte de Bucaramanga vinculo 90 habitantes, de los cuales 17 eran excombatientes de los grupos armados ilegales, y familiares.

Bucaramanga  23 de febrero de 2016. El proyecto reconciliación y reintegración comunitaria que se llevó a cabo a través de las Escuelas de Perdón y Reconciliación en el norte de Bucaramanga, dejó como resultado el esfuerzo de una comunidad por salir adelante. Según Liliana Hernández, delegada de la junta de acción comunal del Barrio Café Madrid, “empezamos este proceso un grupo de personas que no pensábamos, que pudiéramos perdonar a otra persona… los resultados no fueron en vano, aprendimos a perdonar, a darnos un abrazo y ayudarnos, esto que aprendimos lo vamos a llevar a nuestras comunidades para que aprenden del perdón; porque sin perdón no hay paz en Colombia”.

En un acto simbólico, en el Auditorio Reynaldo Orduz Arenas del Parque del Agua, donde se ondearon pañuelos blancos por la paz y la esperanza de un mejor futuro, mientras ocurría la graduación de 90 habitantes del barrio Café Madrid y otros sectores aledaños de la Comuna 1 del norte de Bucaramanga; luego de cinco meses de participación en un proceso pedagógico sobre temas como el perdón y la reconciliación. Esta iniciativa fue ejecutada por la Fundación para la Reconciliación, financiada por Coltabaco y promovida por la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR).

Este proceso formativo es un promotor de la cultura del perdón y la reconciliación en sus comunidades, donde busca enseñarles a los participantes a reinterpretar su pasado doloroso, superar el rencor y olvidar el papel de víctimas para asumir con valentía el de constructores de paz. Para Ronald García, coordinador de la ACR en Santander, “un reto fundamental es trabajar por las comunidades, que han roto barreras y avanzado así hacia una sociedad perdonada y reconciliada”. Por su parte, el vicepresidente de Coltabaco, Humberto Mora Álvarez concluyó que “la cultura del perdón y la reconciliación va a ser cada vez más clave para asumir con éxito los retos que propone el posconflicto. La paz no siempre inicia en el momento en que los grupos armados deponen las armas, su verdadera consolidación está en las dinámicas individuales de sanación que emprende una sociedad que fue herida”.

Este proyecto, trasciende dejando aprendizajes a quienes participaron en las ES.PE.RE., además de la materialización de un obra de paz comunitaria, donde los beneficiarios sean los habitantes de la comuna 1 de Bucaramanga. La obra consiste, en la realización de un espacio formativo musical, con el acompañamiento institucional del Colegio Café Madrid, la veeduría comunitaria y el seguimiento de la ACR.

Datos adicionales:

  • Las 90 personas que participaron en el proyecto integran organizaciones cívicas, comunidades educativas y religiosas.
  • 17 personas desmovilizadas en proceso de reintegración y sus familiares, participaron en las ESPERE.