Noticias

BANCOS EN COLOMBIA, MÁS EXIGENTES PARA APROBAR CRÉDITOS

Las entidades financieras están percibiendo un mayor riesgo en los préstamos concedidos a las firmas de transporte, mineras y agropecuarias, revela informe del Banco de la República.

Publicidad

7 de Junio del 2016. Con una economía creciendo menos, como la colombiana, y con una política monetaria ajustando tasas de interés, es normal que los bancos aprieten los requisitos para soltar nuevos créditos. Conocido el crecimiento del PIB (Producto Interno Bruto) del primer trimestre de 2016, que podría estar alrededor del 2,5 %, según los cálculos del Banco de la República, una esa cifra podría indicar lo que sería el resto del año para los distintos sectores.

“Los establecimientos de crédito están percibiendo un mayor riesgo en los créditos concedidos a las firmas de transporte, mineras y agropecuarias”, señala el reciente reporte de Estabilidad Financiera del Banco de la República. El superintendente financiero, Gerardo Hernández, consideró que salvo algunas evidencias en el sector de petróleo y minería, donde el crédito ha caído, en los otros renglones productivos no se ha visto evidencia de freno crediticio.

Entre septiembre de 2014 y el mismo mes del año pasado, el indicador de crédito que manejan las entidades bancarias pasó de 3,7 % a 7,0 % para el sector de transporte. El de las empresas mineras pasó de 4,0 % a 6,6 % y el de las sociedades del sector agropecuario creció de 8,9 % a 9,6 %. “Las demás actividades económicas han mostrado un indicador relativamente estable o inferior”, recalca el estudio del Banco Central. Gerardo Hernández, titular de la entidad de control de las entidades del sistema financiero, explica que en la medida en que el “análisis por parte de las entidades financieras muestra que algunos sectores tienen un poco más de riesgo, naturalmente empiezan a ser más exigentes en los requisitos para el crédito”. Dijo que desde la Superintendencia Financiera no se ha visto restricción del crédito, salvo en empresas del sector petrolero y minero.

El reporte resalta que “el endeudamiento total del sector corporativo continúa aumentando de manera importante”, creciendo de 42,3 % del PIB en diciembre de 2013 a 56,4 % para similar mes de 2015. A la hora de financiarse, las empresas privadas han echado mano de préstamos de entidades financieras locales y extranjeras, mientras que la liquidez de las empresas del sector público se ha conseguido a través de una mayor emisión de bonos en los mercados externos. “Por tipo de moneda, tanto firmas públicas como privadas han mostrado un incremento de la deuda en pesos y en dólares, en especial de esta última, debido a la fuerte depreciación que ha experimentado el peso frente al dólar desde mediados de 2014”, precisa el estudio de Estabilidad Financiera.

Reitera el análisis del Banco de la República que las sociedades agropecuarias, mineras y del renglón del transporte “están siendo afectadas por la coyuntura económica actual, lo cual se refleja en una mayor percepción de riesgo por parte de las entidades crediticias”. Remarca que las sociedades “dedicadas a este tipo de actividades concentran el 15,4 % de la cartera otorgada al sector corporativo privado”.

Hernández reiteró que para las empresas del agro se puede estar reflejando un mayor riesgo “por cuenta de los fenómenos climáticos: la sequía y ahora un posible aumento de las lluvias”. En cuanto al transporte, las contingencias podrían surgir de factores relacionados “con la tasa de cambio (dólar), en la medida en que buena parte de las autopartes son importadas”.

El presidente de Colfecar, gremio de los transportadores de carga por carretera, Juan Carlos Rodríguez, admitió que los créditos para su sector se han restringido desde 2014. “Las empresas tienen que financiar las operaciones de transporte, es decir, tienen que pagarle al propietario del equipo por imperativo de ley, so pena de que lo sancionen, dentro de los ocho días siguientes a la financiación de la operación. Sin embargo, la empresa de transporte recibe el flete del generador de carga entre 90 y 180 días después. Eso obliga a la empresa a acudir al banco para que le dé fluidez de caja y pueda atender la obligación que tiene con el propietario del equipo”.

Esto, sumado al hecho de que hay algunas empresas que han caído en reorganización empresarial de ley 1116 por situación de insolvencia: son 150 empresas en esa circunstancia. La restricción del crédito para las empresas del sector transporte se vienen reportando desde 2014, pero se agudizó en 2015 y ahora en 2016 es mucho mayor.

“Hemos acudido a Bancóldex para que determine una línea de crédito para los transportadores, pero no para adquirir equipo, sino para darle fluidez de caja”. Con Bancoldex se explora la posibilidad de compra de cartera para darles respiro a las empresas.