Noticias

Carlos Muñoz en Coloquio con Don Clímaco: EL DEPARTAMENTO DE SANTANDER AHORA ESTÁ TENIENDO PRESENCIA NACIONAL.

Publicidad

40a5486e22dc61d9c5fbb1d8b2ba931fMe llevaron casi en andas a la inauguración del VI Festival de Cine Internacional de Santander y por una cordial deferencia de los organizadores me regalaron un buen número de minutos con el inolvidable Carlitos Muñoz, creo que uno de los más brillantes actores colombianos. Le conté que yo, a diferencia de él no contaba con buena salud y que, manías mías, me gustaba vivir de las añoranzas.

DON CLÍMACO: Y usted, Carlitos, ¿qué añoranzas tiene de los viejos tiempos por estas tierras de Santander?

bernardo romero
Haciendo voces para los programas de Bernardo Romero Lozano en la Radio Nacional y luego personajes de las adaptaciones a televisión del mismo Bernardo, Carlos Muñoz encontró en camino de la interpretación…

CARLOS MUÑOZ: Desafortunadamente de infancia no tengo recuerdos de Santander, porque muy pequeño me llevaron a Bogotá, y no tuve la suerte y  la oportunidad de realmente vivir ni en Puente Nacional ni en ninguna otra parte del departamento.  Pero eso sí, Don Clímaco, he tenido la oportunidad de venir a Santander montones de veces. Y quiero a mi departamento. A Bucaramanga he venido todas las veces que usted se pueda imaginar.

Cuando yo tenía como 10, 11 años, venía con mi papá y era maravillado con todo lo que veía. Pero si tengo una añoranza que la tengo gravada desde niño, maravillosa de mis primeras venidas a Bucaramanga, y seguramente tú de debes acordar de lo que te voy a decir, Don Clímaco… Una cosa que para un niño era muy llamativo y muy extraño era que pasábamos por una calle y había un muro grande,  largo, largo, y un aviso igualmente muy largo que decía: “Silencio, tabaco en reposo…”

Era como el sitio de una tabacalera o de una de las fábricas  y la mente del niño se preguntaba, ¿cómo así que el tabaco esta en reposo y que uno tiene que hacer silencio? Pero es uno de esos recuerdos gratos del niño Carlos Muñoz, en Santander.

“…para un niño era muy llamativo y muy extraño que pasábamos por una calle y había un muro grande,  largo, largo, y un aviso igualmente largo que decía: “Silencio, tabaco en reposo…”  

DON CLÍMACO: ¿Pero tu familia si se llevó la tradición de la comida típica santandereana para la capital?  

CARLOS MUÑOZ: Si claro, y adoro la comida típica de estas tierras. La pepitoria, el cabrito, la arepa santandereana, el mute que, inclusive le confieso, que ahora en Bucaramanga no es tan fácil conseguirlo.  En los restaurantes lo hacen en determinados días pero no siempre. Pero claro, adoro la comida santandereana…

DON CLÍMACO: ¿A qué edad al jovencito Carlos Muñoz le da disque por ser actor?

CARLOS MUÑOZ: Eso si es más profano de lo que usted piensa. Mi padre trabajaba en la Radio Nacional y yo desde que tenía 9 años de edad lo acompañaba y allá me ponía a hacer vocecitas de niño en las obras que dirigía Bernardo Romero Lozano. Y luego en la misma Radio Nacional se creó un grupo infantil y, lógicamente, mi papá me metió al grupo  y allá empecé a trabajar.

Si quiere que le sea sincero, la verdad es que ni yo mismo me di cuenta que horas empecé a actuar y actuar, y ahí crecí. Seguí estudiando y ya cuando tuve edad de definir que quería hacer en la vida, ya llevaba actuando tanto tiempo que ya no había nada que hacer…

DON CLÍMACO: ¿Recuerda cuál fue su primer papel protagonista en su vida de actor?

CARLOS MUÑOZ: Eso, señor, fue hace 60 años. Empecé casi de extra porque venía de la radio e iba a aprender que era la televisión. Después comencé a hacer papeles importantes en las obras que adaptaba Bernardo Romero también, pero ya para televisión pero no para radio. Al principio era pura cosa cultural y, entonces, hacíamos los grandes autores de la literatura universal. En Los Intereses Creados de Benavente, hacia un papel muy importante y, bueno,  ahí hicimos un montón de cosas en esa época.

images
San Tropel en donde interpreto el Padre Pío V, es quizá uno de los personajes más recordados de las actuaciones de Carlos Muñoz en la Televisión Nacional.

DON CLÍMACO: ¿Pero algo así como su primera gran telenovela?

CARLOS MUÑOZ: No que carajos, de telenovelas yo no quería saber nada. Venia de hacer  Shakespeare y de hacer los grandes personajes de la literatura universal y, cuando me hablaron de hacer una telenovela, casi los insulto.  En aquella época ese era un género que no tenía ninguna importancia, un melodrama espantoso.  Don Clímaco, yo me efendi mucho cuando me hablaron de trabajar en una telenovela.  Y luego, poco a poco, como la televisión se fue transformando,  acepte una vez hacer una telenovela, la primera que se llamaba El Otro,  pero después de haber estudiado los libretos y toda la cosa.  Y tímidamente empecé a aceptar ese tipo de trabajos  y ahí seguí.

“Venia de hacer  Shakespeare y de hacer los grandes personajes de la literatura universal y, cuando me hablaron de hacer una telenovela, casi los insulto”.

DON CLÍMACO: Casi todos los colombianos lo recordamos a usted por el extraordinario papel que realizo en San Tropel, como el Padre Pio V. ¿Cree usted que fue su mejor interpretación, o personalmente Carlos Muñoz tiene  otro papel que haya creído que fue su  máxima realización en la televisión o el cine?  

CARLOS MUÑOZ: Ninguna de las anteriores. Mire señor, yo soy un actor profesional y no puedo decir esa novela si me gusta pero las otras que hice no me gustan.  O, esa le puse cariño, pero a las otras no.  No. Yo soy un actor profesional independientemente de que una novela tenga éxito o no.  Lo que pasa es que yo si se, Don Clímaco, cuales calaron más en el gusto del público. Pero para mí hasta las que no tuvieron éxitos son importantes.  Y yo no me puedo poner a tomar partido por una u otra novela…. Eso sería como si un médico dijera, a unos los opero bien y a otros regular… No, eso no puede ser.

DON CLÍMACO: Ya volviendo al presente, ¿Cómo ve el talento de nuestras gentes en esto de la creación artística, teatral y cinematográfica, y en general al departamento y la ciudad?    

CARLOS MUÑOZ: La verdad el departamento de Santander ahora está teniendo presencia nacional. Yo hace unos 20 años me quejaba y me preguntaba ¿por qué hay departamentos en Colombia que tiene tanta presencia y todo el mundo habla de ellos, y Santander es como tan callado, como que no pasa nada, como que no tiene presencia, como que no figura?  Hoy en día estamos a la par de los más pujantes. Ha habido un desarrollo realmente estupendo, hay talento en cantidades alarmantes y lo estamos viendo aquí, que estamos haciendo un semillero de niños y ya, de los 8 mil que trajimos el año pasado al festival a darles películas gratis y demás, seleccionamos 300 y vamos a seleccionar otros. Y los vamos a guiar para que los que aman el trabajo audiovisual, el año entrante puedan presentar algo propia en el próximo festival.

image
Siendo el Presidente Honorario del Festival de Cine de Santander, Carlos Muñoz ha sido eje importante para sacar adelante esta actividad, en la que se ha contado con el respaldo de la Gobernación de Santander y la Alcaldía de Bucaramanga