Noticias

CAS RECOMIENDA NO BEBER AGUA DE LA QUEBRADA LA GUAMATÁ TRAS EXPLOSIÓN NATURAL EN SIMACOTA

Un fenómeno natural generado por la acumulación de gases en la tierra provocó  la explosión en la franja forestal protectora de la quebrada La Guamatá, en el municipio de Simacota, situación que ha dejado contaminado el recurso hídrico y no apto para el consumo humano.

Esta es una de las primeras conclusiones del informe preliminar presentado por la Corporación Autónoma Regional de Santander (CAS) tras una visita de inspección realizada por una comisión de funcionarios esta tarde que ordenó la directora Flor María Rangel Guerrero.

“La invitación a la comunidad  es que no consuman aguas de esta fuente hídrica, alejen su ganado del sector y bajo cualquier situación por olor, rugir de la tierra, calor o vapor que se observe, informar a las autoridades y alejarse del lugar”, recomendó la titular de la autoridad ambiental.

Además de la contaminación del recurso hídrico, el informe indica que la explosión de la tierra dejó aproximadamente 3 hectáreas de deslizamiento en el sector, dos cabezas de ganado desaparecidas, una vivienda afectada y un represamiento en la quebrada.

Una familia ya fue evacuada como medida preventiva.

La Directora de la CAS informó que mañana continuarán las labores de revisión y verificación por parte de la Corporación pues “aún hay vapores y acumulación de gases y partículas en la zona que nos preocupa pues no sabemos cuánto pueda durar”.