Noticias

CAS RECUPERA TIGRILLO HALLADO POR LA COMUNIDAD DEL CORREGIMIENTO DE YARIMA, SAN VICENTE DE CHUCURÍ

tigrillobca55La Corporación Autónoma Regional de Santander recupera un tigrillo juvenil macho en la Reserva Natural Cabildo Verde de Sabana de Torres tras recibirlo de la Policía Ambiental en el municipio antioqueño de Yondó. El felino, de la especie Leopardus pardalis y también conocido con el nombre común de ocelote, fue hallado por habitantes del corregimiento de Yarima cuando deambulaba en un área poblada.

El ejemplar fue entregado por la comunidad a la Policía Ambiental que a su vez lo puso bajo el cuidado de la CAS, explicó la médico veterinaria de esta autoridad ambiental, Elizabeth Rodríguez Corzo, quien recibió el animal. La funcionaria explicó que el tigrillo se encuentra lastimado en su pata izquierda y por ese motivo fue trasladado al Cabildo Verde de Sabana de Torres para que sea recuperado allí y pueda ser liberado en su hábitat natural.

Las radiografías a las que fue sometido permitieron confirmar que tiene una luxación en esa extremidad y una fractura en su pata derecha pero que no es reciente, “ya que tiene formación de callosidad ósea”, explicó Rodríguez Corzo. La CAS agradeció a los habitantes de Yarima que encontraron al ocelote e hicieron lo posible por preservarle la vida.

Ficha Técnica

Nombre científico:  Leopardus pardalis. Nombres comunes:  Ocelote. Endémica:  No. Distribución:  El ocelote está presente desde el sur de Estados Unidos hacia el sur, en todos los países de América continental, el norte de Argentina y de Uruguay.  Hábitat: Presenta una gran versatilidad en el uso de hábitat pudiendo habitar selvas húmedas, zonas montañosas y hasta semidesérticas, su hábitat se extiende desde Texas a Argentina. Función ecosistémica:    Carnívoro y depredador. Se alimenta de mamíferos medianos y pequeños; como zarigüeyas, monos, murciélagos, conejos e incluso ciervos adultos y otros. También comen reptiles (caimanes jóvenes, lagartos y serpientes) y los huevos de las tortugas. Cazan aves y algunos son buenos pescadores.

Etnocultura:  La destrucción de su hábitat es la principal amenaza para su supervivencia. Además, este animal es buscado por cazadores furtivos con el objetivo de comercializar su piel, en razón de los valores estéticos que la misma posee. Naturalmente, el ocelote es depredado por el jaguar, el puma, la boa y el águila harpía.

Conservación: Según la Lista Roja de la IUCN, el ocelote está categorizado como preocupación menor, puesto que es el felino más abundante en los hábitats de la mayoría de las zonas bajas del Neotrópico. Su número, no obstante, es decreciente.