Noticias

CDMB ADVIERTE LOS RIESGOS QUE CORREN COMUNIDADES ALEDAÑAS A LOS RÍOS

Publicidad

Alerta Naranja CDMB recomendaciones  (1) (1)Ante la alerta naranja decretada por la Gobernación de Santander como consecuencia del incremento de las lluvias en la región, la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, CDMB, advirtió a la comunidad y a los Comité de Gestión del Riesgo para que tomen las precauciones que corresponden con el fin de mitigar el peligro.

El subdirector de Ordenamiento y Planificación del Territorio, Carlos Suárez, indicó que se debe tener especial cuidado con las comunidades residentes en las riberas de los ríos de Oro, Suratá, Playonero y Lebrija, que suelen sufrir todo el rigor de las crecientes súbitas de estas corrientes. Igual atención merecen todas las zonas aledañas a la escarpa occidental de la meseta de Bucaramanga, en especial barrios como Nápoles, donde hace varios meses se registra un peligro latente de deslizamiento; lo mismo que a las viviendas localizadas en la zona de influencia de las cañadas y los cerros orientales del área metropolitana de Bucaramanga.

Recomendaciones:

En atención a lo señalado por el Instituto de Hidrología, Meteorología, Climatología y Estudios Ambientales – IDEAM, la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres y la Circular No 18 del Comité Departamental de Gestión del Riesgo de Desastres, acerca de la temporada lluviosa que se está presentando, la CDMB se permite emitir las siguientes recomendaciones de acuerdo con lo establecido en la Ley 1523 de 2012 (principio de Auto- Conservación)

Acciones prohibidas:

Quema a cielo abierto. Construcciones en zona de aislamiento o protección de las fuentes hídricas. Construcciones en zonas de alto riesgo de deslizamiento e inundación establecidas en los Planes de Ordenamiento Territorial, y en los mapas de amenaza, vulnerabilidad y riesgo del municipio. No desviar y taponar cauces o quebradas. No debe existir construcción alguna en zonas de aislamiento de taludes o dentro del nivel de aguas máximas de cota de inundación de fuentes hídricas, de acuerdo a lo establecido en las Normas Geotécnicas de la CDMB. No cultivar en zonas inundables como orillas de ríos y alrededores de ciénagas.

Acciones y recomendaciones a tener en cuenta:

Estar pendientes de las comunicaciones de nivel de alerta temprana establecidas por el IDEAM, mediante su web ideam.gov.co. Estar pendientes de los reportes hidroclimatológicos del IDEAM, los cuales pueden ser consultados en la web cdmb.gov.co. El Departamento y los municipios deben generar sistemas de alertas tempranas y dar a conocer a toda la comunidad su estrategia de respuesta ante emergencias, mediante boletines, información en radio y televisión, circulares, email, etc. Toda la comunidad debe acatar las recomendaciones e instrucciones que el departamento o municipios establezcan dentro de la estrategia de respuesta ante emergencias y conocer el Plan Municipal de Gestión del Riesgo de su municipio.

Se debe redoblar la vigilancia en áreas de alta vulnerabilidad, con el fin de tomar medidas pertinentes para prevenir los riesgos por inundaciones, deslizamientos y crecientes súbitas. Almacenar el recurso hídrico generado durante la temporada de lluvias. Realizar mantenimiento de canales y canaletas para evitar inundaciones en las viviendas. Evitar que en los lechos de los ríos y canales se llenen de sedimentos, troncos y materiales. Si observa represamiento, debe advertir a sus vecinos, al Consejo Municipal de Gestión del Riesgo de desastres de su municipio, a la Alcaldía, Defensa Civil, Cruz Roja, o Servicio de Salud.  Si evidencia una disminución en el caudal del río, eso puede significar que una inundación repentina esta por presentarse.

Se debe realizar mantenimiento preventivo en las áreas de bocatoma de acueductos. Los agricultores y ganaderos, deben tener en cuenta un aumento en la oferta hídrica y un aumento en la probabilidad de anegamiento en áreas de bajo drenaje. Se deben realizar mantenimiento de desagües y canalizaciones de aguas lluvias en las vías principales, secundarias y veredales, para evitar deterioro en las mismas. Revise, ajuste o cambie techos, canales, y canaletas en las viviendas, para evitar degradación del suelo y deslizamientos donde se encuentren cimentadas las viviendas.

Tenga previsto un lugar seguro donde pueda alojarse en caso de inundación o deslizamiento, realizando todos los preparativos necesarios por si necesita abandonar su casa por unos días. Conozca la señal de alarma establecida por el Consejo Municipal de Gestión del Riesgo de Desastres de su municipio.  Si este no existe acuerde con sus vecinos un sistema de pitos y campanas que todos conozcan donde avise el peligro inminente de su crecida.