Noticias

CDMB ENCABEZA UNIÓN DE VOLUNTADES PARA CONSTRUIR EL PARQUE DE LA 40

Publicidad

parque_40Sobre las ruinas de una vieja urbanización

Julio 25 de 2014. El futuro sostenible se escribe hoy sobre los escombros de una urbanización que nació condenada al fracaso y cuyo presente sólo produce miedo entre los vecinos de la carrera 40. Gracias a la voluntad de entidades como la Corporación de Defensa de la Meseta de Bucaramanga (CDMB), la Cámara de Comercio (CCB) y la Universidad Autónoma (UNAB) serán demolidas las ruinas de la antigua urbanización que construyó la firma Urbanas hace 40 años, que colapsó por problemas de estabilidad del terreno y que hoy se ha convertido en refugio de indigentes y escondite para el consumo de alucinógenos.

Este será el primer paso para la construcción del Parque de La 40, un verdadero pulmón para la ciudad, con un concepto amigable con el medio ambiente. El director de la CDMB, Ludwing Arley Anaya Méndez informó que “en el día de hoy hemos radicado la carta de solicitud al Municipio de Bucaramanga para que las instalaciones que están en esta parte podamos proceder a demolerlas… solo esperamos contar con el permiso de la Alcaldía y empezar ya a lo que va ser este parque”.

Según el presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Bucaramanga, Juan Camilo Beltrán, “estamos pensando que la construcción puede estar alrededor de los 3.500 o 4.000 millones de pesos, teniendo en cuenta que hay que hacer unas obras de mitigación, pero aquí lo importante es que va a quedarle un espacio de disfrute a la ciudad, mínimamente invasivo; la idea es construir senderos ecológicos, algunos sitios de esparcimiento para la comunidad, un gimnasio al aire libre, queremos que también cuente con un parque canino para que la gente puede pasear sus mascotas sin incomodar a los vecinos”.

Además, tendría una plazoleta para cuenteros, parques infantiles y se convertirá en el primer parque de Santander alimentado con energía solar. El rector de la UNAB, Alberto Montoya Puyana, también se unió a esta iniciativa y aseguró que vale el esfuerzo. “Convertirse en una zona verde para que la utilicen todos los bumangueses, vale la pena llegar y hacerlo, es una obra con la que la universidad quiere vincularse, con dinero pero también con toda una serie de participaciones en ese proceso de convertir esta zona en un espacio de mucho esparcimiento y ejercicio para la población santandereana”, destacó. El parque estaría listo a finales de 2015 para el disfrute de la comunidad bumanguesa y sus mascotas y la tranquilidad de los vecinos de este sector.