Noticias

CDMB Y POLICÍA NACIONAL AUMENTAN EL CONTROL DEL TRÁFICO DE TORTUGAS Y SUS HUEVOS

hqdefaultAnte las nuevas modalidades utilizadas por los traficantes de la especie tortuga y de sus huevos, para comercializar el reptil,  la CDMB, en coordinación con la Policía Ambiental, aumentaron los operativos de control en los municipios de Tona, el Playón, Rionegro, Lebrija y el área metropolitana de Bucaramanga. Así lo manifestó, Juan Felipe Chica Galeano, médico veterinario, del grupo de protección de Fauna y Flora de la Corporación, quien señaló, que ven con preocupación, el aumento de la caza indiscriminada de la tortuga, en especial de las especies Terecay,  Icotea, y  de Río, las cuales se encuentran en peligro de extinción.

“En la actualidad se están empleando nuevas estrategias para el tráfico de los huevos de tortuga. Se están utilizando encomiendas, para evitar que las personas sean localizadas y judicializadas, de acuerdo a la normatividad existente.” Explicó el funcionario, que “para marcar las remesas, se utilizan nombres incompletos o ficticios del destinatario y el remitente, de tal forma que no se puede hacer seguimiento ni a la procedencia, ni a las personas que reciben el envío, de ahí que sea muy difícil detectar a los infractores”.

Por tal razón y para disminuir el tráfico ilegal de esta especie, las autoridades competentes, aumentaron los controles en los tres puestos de policía, ubicados en la vía que comunica al municipio del  Playón con  Bucaramanga. Igualmente los controles de carretera, se extenderán a otras vías, de las cuales se tiene conocimiento, son utilizadas por los traficantes, para transportar y comercializar los reptiles.

El profesional alertó a la población de  que las tortugas están lejos de ser un alimento afrodisiaco y que al contrario de la creencia popular, estas son causantes de Enfermedades gastrointestinales como la Salmonelosis y Colibacilosis, las cuales en algunos casos pueden llegar a ser mortales. A las personas que sean sorprendidas en flagrancia comercializando o beneficiándose de los especímenes o de sus productos, serán sancionadas acuerdo a la ley 1453 del 24 de junio año 2011, con multas de hasta de 35.000 salarios mínimos legales mensuales vigentes y una pena en prisión  de  2 a 9 años.