Noticias

Clara López Obregón: MI PAPÁ ME PREPARO MUY BIEN CON SU FILOSOFÍA MASÓNICA PARA LO QUE FUERA

Publicidad

Por Wilfredo Sierra Moreno.  

clara-lopez-2
La sencillez y claridad conceptual de Clara López Obregón son grandes cualidades personales que dan más brillo a su pensamiento político sobre el futuro de Colombia.

Gracias a su visita a la sede de la Gran Logia de los Andes en Bucaramanga en donde vino a hablar sobre el pos conflicto, aprovechamos para interrogar a Clara López Obregón sobre un aspecto ciertamente muy privado de su vida, la de su cercanía y apreciación sobre la masonería que vivió desde su infancia, como quiera que su padre fue en su época el Gran Maestro de la Gran Logia de Colombia. Fue un dialogo extremadamente agradable, en la que destaco la impresionante sencillez de esta extraordinaria líder política, que además tiene criterios muy claros sobre muchas cosas de su vida. Así transcurrió nuestra conversación:

Wilfredo Sierra Moreno: Doctora Clara López, tengo entendido que usted tuvo en su vida una vivencia muy cercana en su hogar con la masonería…

Clara López Obregón: Pero absolutamente. Mi padre, Álvaro López Holguín, fue Gran Maestro de la Gran Logia de Colombia en comienzo de los años 70, y él nos educó como corresponder a un hombre de buenas costumbres. Y creo que hizo un buen trabajo y espero que, desde por allá lejos me esté mirando y este satisfecho con su trabajo.

WSM: ¿Qué recuerdos tiene de esa formación masónica de su padre? 

CLO: En primer lugar esa insistencia en respetar la diferencia. En ser respetuoso de las creencias y las opiniones de los demás. Ser siempre sincero, ser una persona buscando el mejoramiento permanente.  Y una de las cosas que más recuerdo de ese proceso, es que siendo 3 hermanos, en mi casa nunca existieron las órdenes y las reglas. Todo era mucha discusión, mucho debate.

Mi papá daba muchas lecciones con la historia y lo que recuerdo muchísimo es que en su vida nunca hizo alarde de sus gestos para con los demás, pero el día de su muerte aparecieron miles de personas con quienes había hecho el bien y él nunca había dicho que hacia obras sociales.

“Mi papá daba muchas lecciones con la historia y lo que recuerdo muchísimo es que en su vida nunca hizo alarde de sus gestos para con los demás”.

WSM: ¿Es muy difícil implementar el libre pensamiento y la tolerancia en un país que a lo largo de su historia ha sido tan sectario? 

CLO: No para quienes han sido cultivados en esa virtud tan masónica. Pero siempre ha sido muy difícil practicar lo que uno dice.  Yo recuerdo que le tienen una anécdota al doctor Alfonso López Pumarejo, quien se ufanaba de no llevarle la contraria a la gente. Y un interlocutor le dice: No eso no puede ser doctor López. Y el contestas, si, usted debe de tener razón… (Risas)

Clara-López-P-540x212
Su padre, Álvaro López Holguín, en su época Gran Maestro de la Gran Logia de Colombia, fue el gran formador de la recia personalidad de Clara López, y por él la dirigente política guarda los más claros sentimientos de admiración, agradecimiento y respeto.

WSM: ¿Cuando sintió usted, doctora Clara López, que el pensamiento y la formación de su padre, Álvaro López Olguín, influyo en su propio pensamiento, su formación personal y hasta en sus criterios políticos? 

CLO: En primer lugar en su enseñanza en la autonomía. Mi padre era una persona que insistía muchísimo en que uno tenía que ser autosuficiente. Y muchas de sus obras sociales era enseñándole y formando a las mujeres para que pudieran tener ingresos propios y tener independencia de sus maridos. Él, por ejemplo, me educo en igualdad de condiciones con mis dos hermanos varones. Nunca una discriminación en cuanto a que mis hermanos estudiaban en un buen colegio y yo no estaba en el mismo colegio.  Todos terminan yendo a la misma universidad, y siempre en las reuniones familiares, que eran diarias, porque en esa época los padres almorzaban en la casa o por lo menos el mío almorzaba en la casa, teníamos una regla y era que, quien no había estudiado no tenía derecho a hablar.  Nos hizo cultivar mucho el intelecto y desde luego, los valores.

“En las reuniones familiares teníamos una regla y era que, quien no había estudiado no tenía derecho a hablar. Nos hizo cultivar mucho el intelecto y desde luego, los valores. 

 WSM: ¿Es viable confrontar hoy en día ese pensamiento tolerante, respetuoso por la opinión de los demás, con la aspiración de un proceso de paz de la nación? 

 CLO: No solo en viable sino necesario. Es necesario pero hay un límite al libre pensador, y es aquel pensamiento que suprime la libertad. Creo que eso no es tolerancia, eso es equivocación. Y yo creo que cuando en Colombia uno ve de nuevo ver salir las uñas largas del fachismo, eso no se debe tolerar.

 “Hay un límite al libre pensador, y es aquel pensamiento que suprime la libertad. Creo que cuando en Colombia uno ve de nuevo ver salir las uñas largas del fachismo, eso no se debe tolerar”.

WSMI: Pero doctora Clara, desafortunadamente en este país el pensamiento fachista, de derecha, es muy fuerte. Álvaro Gómez Hurtado lo definía en una entrevista que en una oportunidad le hizo diciendo que este es un país conservador que tiene la costumbre de votar por el partido liberal. ¿Eso no demuestra que en su esencia esta es una nación muy conservadora?  

 CLO: ¡Claro que es un país muy conservador! Pero yo no confundo una derecha institucional, como la del partido conservador, con la ultra derecha no institucional que se quiere enseñorear en Colombia. Me refiero a la tradición de Laureano Gómez, que era una derecha no institucional que era amiga de la acción intrépida, como la ultra derecha hoy del ex Presidente Álvaro Uribe es amiga del paramilitarismo.  Es dos son actividades inaceptables. Pero aquí hay una derecha institucional en el país que es democrática, y es derecha y es conservadora y hasta oscurantista, pero no asesina a las gentes por sus ideas.

“Pero aquí hay una derecha institucional en el país que es democrática, y es derecha y es conservadora y hasta oscurantista, pero no asesina a las gentes por sus ideas”. 

WSM: ¿Usted si cree que la guerrilla ha sido consecuente con el proceso que estamos viviendo en este país? ¿O allí también hay sectores ultra extremistas que de pronto podrían abortar un real deseo de paz?    

CLO: Creo que lo único que puede hacer abortar el deseo de paz es la ultra derecha colombiana. Porque fíjese lo que ha pasado con el incidente del General. Me pareció muy madura la respuesta de la guerrilla… Un General dio papaya y demostraron que no están derrotados. Lección número uno: la guerrilla no está derrotada. Secuestraron a un General de la Republica. Pienso que fue una retención indebida pero no me voy a cuidad mucho del lenguaje.  En segundo lugar demostraron una enorme madurez, porque de una manera expedita y sin condiciones, anunciaron que los iban a entregar a las autoridades. Y no solo a él sino a sus acompañantes y con los dos soldados más de Arauca.  Y en tercer lugar han mostrado su voluntad de paz. Porque teniendo un General en sus manos ellos no quisieron capitalizar semejante presa sino que lo están entregando dentro de los protocolos humanitarios internacionales para seguir conversando en la mesa.

WSM: No pudo dejarla ir, doctora Clara López si hacerle la pregunte de Perogrullo pero necesaria: ¿Prepara para ser la alcaldesa de Bogotá?  

CLO: Yo pienso que mi papá me preparo muy bien para lo que fuera. Alguien me pregunto, ¿a usted porque le fue tan bien en los debates presidenciales? Y yo dije: es que a mí me pasó lo que le paso a Higuita cuando hizo El Escorpión. Higuita no hizo ninguna acción a la suerte. Él hizo El Escorpión porque sabía que podía trancar el gol. Y a mí me prepararon para ser excelente en todos los retos que tenga por delante…   Igual sea la Alcaldía, igual sea la de ciudadana o la de maestra, yo siempre estoy dando lo mejor de mí.

“Igual sea la Alcaldía, sea la de ciudadana o la de maestra, yo siempre estoy dando lo mejor de mí”.   

clara-lpez
Descomplicada y amena, Clara López es el mejor interlocutor que uno puede tener para una charla inteligente…