Noticias

CLÍNICAS Y HOSPITALES PRIVADOS NIEGAN SERVICIOS A PACIENTES CRÍTICOS DE LA RED DE SALUD PÚBLICA

unnamed (58)Así quedó evidenciado en un operativo sorpresa de la Gobernación de Santander, a través de la Secretaría de Salud Departamental, donde se confirmó que en el Hospital Internacional de Colombia, de la Fundación Cardiovascular, y la clínica FosUnab, no reciben a los pacientes críticos de la red hospitalaria pública argumentando la falta de camas disponibles o sencillamente negando la entrada.

El operativo realizado en el Hospital Internacional de Colombia, muestra paso a paso y en detalle cómo el Secretario de Salud (e), Wilson Peña, deja al descubierto que los centros médicos privados cuentan con disponibilidad suficiente de equipos y personal médico, como lo demuestra la grabación:

Wilson Peña González (WPG): ¿Cuántos cupos tienen?

Enfermera jefe (EJ): Habilitados hay, por ahora, trece (13) cubículos UCI adultos e intermedio.

WPG: ¿Y cuántos ocupados?

EJ: Ocupados ahorita sólo dos (2), estaban ocupados seis (6), y fueron trasladados cuatro (4) pacientes.

La información se contradice al llamar telefónicamente al servicio de atención del hospital, denominado centro de referencia y contra referencia:

Funcionario Secretaría de Salud (FSS): Hay un paciente,… es de un Soat.

Centro de referencia y contra referencia (CRC): No hay nada, no hay camita.

FSS: ¿Quién ubica a los pacientes en el hospital?

CRC: Directamente con el doctor Santiago…

Después de visitar el hospital los encargados del operativo se trasladaron a la clínica FosUnab, donde los guardas de seguridad, luego de una hora de espera y un una serie de preguntas para evitar la visita, negaron la entrada de los funcionarios públicos a la clínica. El resultado de la inspección muestra con tristeza la manera como los operadores de salud privados niegan un derecho fundamental a las personas que sólo cuentan con sus cédulas para recibir atención médica.

Cabe anotar que las visitas fueron solicitadas directamente por el Gobernador de Santander ante la sentida petición de líderes y comunidades de escasos recursos a quienes se les niega de manera sistemática el servicio de salud, más aun cuando son pacientes críticos.