Noticias

¿CLINTON Y TRUMP CON LOS PANTALONES ABAJO? SEGURAMENTE ES NAVIDAD EN CATALUÑA

Figurines de “caganer” personificados por Clinton, Obama y Trump. Credit Caganer.com

Por Raphael Minder 15 de diciembre de 2016. http://www.nytimes.com/es/ Aunque cueste creerlo, aquí hay algo en común entre Donald Trump y Hillary Clinton. En Cataluña, ambos están representados en nuevos figurines de Navidad en posturas bastante groseras: en cuclillas y con los pantalones abajo.

Publicidad

Los figurines irreverentes conocidos como “caganer” son parte de una antigua tradición navideña en esta región al noreste de España, y no tienen la intención de denigrar a los políticos o a las celebridades que representan. En vez de eso, recuerdan lo que alguna vez fue un uso cotidiano de los desechos humanos: fertilizar campos agrícolas y cultivar más alimentos en la época en que no existían agroquímicos. Estos figurines se hicieron por primera vez en el siglo XVIII.

El caganer, que podría traducirse como cagón, se coloca en algún lugar entre los personajes de la natividad: detrás de María y José, quizá, o entre los animales del pesebre. Los figurines de cerámica pintados a mano generalmente tienen una altura (aunque estén en cuclillas) de 12 centímetros, y cerca de 25 empresas en todo Cataluña los producen; muchas de ellas son pequeñas tiendas.

Con frecuencia los caganers representan a un catalán con su tradicional sombrero rojo. Pero en los últimos años se han vuelto comunes los figurines de personajes famosos. Y eso los ha hecho populares más allá de Cataluña. Casi la mitad de los figurines que exporta caganer.com, el distribuidor más grande, llegan a Estados Unidos. “Así como nosotros importamos el Halloween de Estados Unidos, supongo que algunos estadounidenses han descubierto nuestra tradición y de verdad les gusta”, dice Sergi Alós, el director general de la empresa.

Los caganers salen a la venta oficialmente un mes antes de Navidad, pero muchos clientes en el extranjero los ordenan con anticipación… y este año, dijo Alós, se convirtieron en una suerte de barómetro. “Hillary comenzó muy fuerte, pero después Trump la alcanzó”, explicó, aunque se negó a proporcionar cifras específicas. No tiene ningún significado en particular que los dos candidatos estén con los pantalones abajo, dijo: “Solo vemos quién está en las noticias, nos enfocamos en lo positivo y no intentamos decir nada grosero ni burlarnos de Hillary ni de Trump”.

Este año también se unió al catálogo de caganers Marine Le Pen, líder del Frente Nacional de Francia, quien espera seguir el ejemplo de Trump y ganar la elección presidencial el siguiente año con el apoyo de electores enfurecidos con las élites. Falta ver si los nuevos modelos podrán competir con el figurín mejor vendido de un extranjero: Barack Obama. “Él ha sido nuestro rey desde 2008”, dijo Alós.