Noticias

COLOMBIA, EL PAÍS CON MAYOR CAÍDA DE INVERSIÓN EN LA REGIÓN

La reducción fue del 26 %, seguida por las cifras de Uruguay y Brasil. Este año también bajaría.

Publicidad

Reuters. Colombia fue el país latinoamericano en el que cayó más la inversión extranjera directa (IED) el año pasado, de acuerdo con un informe de la Cepal presentado este miércoles en Santiago de Chile.

La caída en el país fue de 26 por ciento, superior a la sufrida por Uruguay, de 25 por ciento, y a la de Brasil, de 23 por ciento. En el conjunto de Suramérica, la inversión sufrió un bajón del 14 por ciento. Venezuela y Argentina, que en el pasado tuvieron reducciones importantes en los recursos de inversión recibidos, habían caído tanto que el retorno de recursos en el 2015 les permitió incrementos de 153 y 130 por ciento, respectivamente.

De acuerdo con el reporte de la agencia Reuters, la Cepal prevé que este año continuará la caída de la IED en América Latina, y sería del 8 por ciento. De esta manera se completarían cinco años sin crecimiento. Dicha reducción obedecería principalmente a la profunda recesión en Brasil y el desplome de los precios de las materias primas, dijo la Cepal. La caída de este año se sumaría al retroceso de un 9,1 por ciento a 179.100 millones de dólares en el 2015, el nivel más bajo desde el 2010, según datos entregados por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), organismo de la ONU.

En su informe, la Cepal corrigió los resultados de años previos debido a revisiones de los países y a que incorporó nuevas metodologías de cálculo, lo que implicó que en el 2014 la IED cerró estable y no con una caída del 16 por ciento. Además, ajustó a la baja los datos del 2012 y del 2013. “La IED se mantendrá en niveles inferiores a los alcanzados en los últimos años, en línea con las perspectivas económicas. Podría disminuir hasta un 8 por ciento, aunque seguirá siendo un factor importante en las economías de la región”, dijo.

La Cepal no ofreció proyecciones por país para este año. Pese a la prevista caída de la IED, el organismo multilateral enfatizó en que los países pueden aprovechar estos flujos para diversificar sus economías, potenciar la innovación y la incorporación de tecnologías.

En el 2015, la caída de la inversión extranjera se concentró en Brasil, donde disminuyó un 23 por ciento, en medio de la peor recesión económica en décadas, que no avizora pronta recuperación. En México, segundo receptor de IED, los recursos desde el extranjero aumentaron un 18 por ciento, a 30.285 millones de dólares en el 2015, uno de los niveles más altos en siete años, impulsados por la industria automotriz y las telecomunicaciones.

En Argentina, los flujos externos subieron el año pasado un 130 por ciento, por una baja base de comparación derivada de la nacionalización de la petrolera YPF. La disminución de los precios de los minerales afectó negativamente la inversión extranjera en Chile (20.457 millones de dólares) y Colombia (12.108 millones de dólares), con caídas en el 2015 de 8 por ciento y 26 por ciento, respectivamente.

En Centroamérica, los ingresos de IED aumentaron 6 por ciento.