COLOMBIA, PRIMER MIEMBRO SURAMERICANO DE LA ORGANIZACIÓN INTERNACIONAL DE FISIOTERAPIA EN SALUD MENTAL

En el desarrollo de la Conferencia Internacional de Fisioterapia en Salud Mental, celebrada en Islandia entre el 10 y el 12 de abril del presente año, Colombia se convirtió en miembro oficial de la Organización Internacional de Terapia Física en Salud Mental (IOPTMH, por sus siglas en inglés), tras recibir una aprobación unánime a su candidatura de afiliación al grupo mundial que investiga y comprende los ámbitos psicosocial, relacional y estético del cuerpo, más allá de su dimensión física.           

A raíz de la decisión, el país se constituyó como el primer integrante suramericano del colectivo y el segundo del continente junto con México, sembrando un precedente alentador para la producción de conocimientos en salud mental desde la Fisioterapia, un campo con amplio potencial de crecimiento universal.

La fisioterapeuta y docente de la Escuela Colombiana de Rehabilitación que presidió la solicitud de ingreso, Olga Lucía Montoya, había adelantado estudios sobre este ámbito de ejercicio disciplinar desde hacía 5 años y enfrentó un sinnúmero de obstáculos hasta el 2014, cuando la ECR validó sus hallazgos y le permitió continuar el sondeo epistemológico, después de encontrar resistencia frente a la problemática evaluada en otras instituciones educativas.

“En Colombia, la profesión de la Fisioterapia no había contemplado las capacidades para trabajar en el campo de salud mental. Sin embargo (…), la ECR me dio la oportunidad de llevar a cabo una investigación que comprobó que las dos áreas del conocimiento pueden enlazarse adecuadamente”, comentó Montoya.

A continuación de completar una exhaustiva revisión documental, la investigadora encontró que sus homólogos europeos han trabajado en torno al bienestar mental en psicomotricidad –es decir, el entendimiento del cuerpo y el movimiento desde la psicología, la emoción y la cognición- desde el inicio de la Fisioterapia y de la mano con otros protagonistas del sector de la salud, semejantes a psiquiatras o psicólogos. A partir de allí, logró complementar su análisis comparativo con diferentes estrategias de intervención que eran desconocidas localmente.

Durante el XXV Congreso Nacional de Fisioterapia del 2016, Montoya y otros 10 profesionales con amplio bagaje en el tema guiados por el psiquiatra Alfonso Rodríguez, representante de las facultades de salud en el Consejo Nacional de Salud Mental, constituyeron la Declaración profesional de Fisioterapia en salud mental, avalada por todas las agremiaciones de fisioterapia en Colombia.

Desde entonces, el equipo de trabajo adoptó la denominación de “Corporal-mente”, presentó su aspiración de pertenecer a la IOTMH, y vio satisfechas sus expectativas, al obtener el visto bueno de naciones del orden de Australia, Japón, Bélgica y España en la votación transcurrida en Islandia.

Debido a este logro, Colombia tendrá la oportunidad de ser futura sede de las conferencias bianuales desarrolladas por la IOPTMH, en las que se evalúan y comparten los avances científicos frente al objeto de estudio de la Organización, de acuerdo a las condiciones sociales y geográficas de cada país participante y de las que vienen para el continente americano.

¿CÓMO TRATA COLOMBIA LA SALUD MENTAL?

Desde la perspectiva de la docente de la ECR, el manejo del tema en el país ha supuesto una amplia complejidad, debido a que la Política Pública de Salud Mental en Colombia (Ley 1616 del 2013) “define a la salud mental desde la dimensión psiquiátrica, pero su realidad es mucho más amplia y demanda un trabajo en red y en comunidad”.

Sin embargo, gracias al cambio de paradigma alentado por la Organización Mundial de la Salud y la Organización de las Naciones Unidas, Colombia se encuentra en un proceso de transformación que ha generado repercusiones positivas en diferentes lugares del país, como es el caso del departamento de Nariño, en el que ya existe un modelo de salud mental comunitaria que ha permitido la disminución del índice de suicidios y personas diagnosticadas con depresión en la comunidad.  

Leave a Reply