Noticias

COMITÉ DE BÚSQUEDA DE PERSONAS DESAPARECIDAS TRABAJÓ EN SANTANDER

Publicidad

IMG_5967IMG_5993Al evento asistieron familiares de víctimas y funcionarios de entidades como la Fiscalía General de la Nación, la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, la Unidad para las Víctimas e integrantes de Asfaddes.

Bucaramanga, 4 de febrero de 2016. Con el objetivo de dar cumplimiento al acuerdo de poner en marcha las “primeras medidas inmediatas humanitarias de búsqueda, ubicación, identificación y entrega digna de restos de personas dadas por desaparecidas en el contexto y en razón del conflicto armado interno”, establecido en el comunicado conjunto No.62  de la Mesa de Conversaciones de La Habana, se realizó el encuentro con víctimas y organizaciones de personas dadas por desaparecidas.

La Unidad para la Atención y Reparación Integral a las víctimas hizo parte de la comisión que contó con la presencia de la Fiscalía, la Oficina del Alto Comisionado para la Paz y la Asociación de Familiares de desaparecidos (Asfaddes),  en una dinámica  dirigida a potenciar procesos de reflexión y participación de familiares de víctimas de desaparición forzada. Durante el evento, Marcos Sánchez, funcionario de la Fiscalía General de la Nación, explicó cómo se lleva a cabo el proceso de búsqueda de una persona desaparecida y los mecanismos de identificación. Así mismo, hizo una reflexión sobre lo que significa este delito. “Tengan en cuenta que a la persona que someten a una desaparición forzada, la están sometiendo a uno de los delitos más graves que violenta todo el sistema jurídico de ciudadanos, porque no solamente violentan la vida, integridad, la salud, la integridad el propio desaparecido, sino también la de su familia, la de sus hijos y demás”.

Por su parte, Gloria Gómez, integrante de Asfaddes, hizo referencia a la importancia del trato digno a los restos de las víctimas. “Esta construcción de la paz debe darse con la entrega digna de las personas desaparecidas, pero sobre todo este proceso nos tiene que llevar a que no se siga desapareciendo, que nunca más un hogar viva la angustia y el dolor que vivimos los familiares”. La jornada permitió que las personas asistentes aportaran desde su propia perspectiva y escucharan a las otras, para conocer y conectar con otras formas de ver y ampliar así su visión de este hecho victimizante y aportar, de este modo, a la construcción de confianza en el proceso de la búsqueda, ubicación, identificación y entrega digna de los restos de personas dadas por desaparecidas en el contexto y en razón del conflicto armado.