COMUNICADO DEL CONSEJO ACADÉMICO UIS

El Consejo Académico de la Universidad Industrial de Santander reafirma su solidaridad y respaldo al movimiento estudiantil que, conjuntamente con profesores y trabajadores, ha impulsado una agenda por la defensa de la universidad pública colombiana y su sostenibilidad financiera, entre otras demandas esgrimidas ante el Gobierno Nacional. Los logros alcanzados hasta la fecha, mediante sendas marchas nacionales y regionales, han recibido el respaldo y comprensión de diferentes estamentos de la sociedad.

Ello se deriva de las justas pretensiones sociales que están asociadas a estas exigencias, al poner de manifiesto que la educación es un derecho fundamental, que permite brindar oportunidades de mayor inclusión en un país en el que persisten profundas inequidades regionales y territoriales, y que la lucha contra la pobreza y la exclusión es parte vital para reforzar nuestro lazo social.

Las nuevas generaciones de estudiantes envían un mensaje claro y contundente de ser portadoras de un anhelo de paz para nuestro país, por el carácter organizado y pacífico de las marchas, y al pensar en una política pública educativa de carácter estructural, de largo plazo. Creemos, igualmente, que la construcción de riqueza pública es un objetivo central para el desarrollo del país y sus regiones, y exige de parte del Estado más y mejor inversión en bienes y servicios públicos como infraestructura, educación, investigación básica, salud y vivienda de interés social.

Al configurarse la Mesa de Diálogo y Negociación con el Gobierno Nacional, esperamos que se abra un nuevo espacio de concertación que permita alcanzar los consensos necesarios mediante un diálogo razonado y con logros concretos. Una universidad pública abierta, con el pleno desarrollo de sus ejes misionales (docencia, investigación y extensión), debe servir a ese propósito. Hacemos un llamado a los distintos estamentos universitarios para participar activamente en las distintas actividades (asambleas, seminarios, conversatorios), que se vienen programado por parte de las unidades académicas, los estudiantes y los profesores, las cuales pretenden clarificar los retos y desafíos que hoy enfrenta la financiación de nuestras instituciones.

Ratificamos, así mismo, el compromiso para que una vez retomada la actividad académica se cuente con espacios de análisis y de diálogo institucional sobre los diferentes aspectos que conciernen al devenir y la defensa de la universidad pública.