Noticias

CONCEJO DE FLORIDABLANCA PREOCUPADO POR SEGURIDAD EN BARRIO LA CUMBRE

image (1)
Presidente del Concejo de Floridablanca, Efraín Mendoza Rodríguez.
Publicidad

Floridablanca, Santander, agosto 13 de 2014. Preocupado por la situación de inseguridad y zozobra que se vive en el barrio La Cumbre, se declaró el Presidente del Concejo de Floridablanca, Efraín Mendoza Rodríguez. La declaración oficial del dirigente liberal se produce después de conocer las difíciles condiciones de convivencia en ese importante sector del municipio, como consecuencia del accionar de parches o pandillas que imponen el terror mediante la imposición de las mal denominadas “Fronteras Invisibles”.

“Como Presidente del Concejo, pero especialmente como ciudadano florideño, lamento esta situación que le ha costado la vida a algunos jóvenes y me solidarizo con sus familias, por eso le exijo a las autoridades de policía aplicar un dispositivo especial que permita parar esta guerra, ofrecer garantías a los habitantes de La Cumbre y restablecer la convivencia y la seguridad en ese sector”, expresó.

Respaldo y trabajo a colegas del sector:

El ejecutivo de la Corporación Edilicia respaldó así mismo las gestiones que en ese mismo sentido han adelantado sus compañeros de Concejo que son oriundos y habitantes permanentes del barrio La Cumbre: Salvador Molina Saavedra, Alirio Pinzón Díaz, Reinaldo Flórez y Ferley Guillermo González. “Tuve la oportunidad de conversar con ellos y me exteriorizaron su preocupación pero también su impotencia porque esa situación que se viene presentando desde hace varios meses, sin que aún se tomen las medidas efectivas del caso y se brinden las condiciones de seguridad”, aseguró el Presidente del Concejo Efraín Mendoza Rodríguez.

En ese sentido anunció la creación de un frente común en el Concejo Municipal, que no sólo exija soluciones sino que también participe aportando soluciones, porque como dirigentes y ciudadanos conocen muy bien la situación.  Este frente común también se encargará de solicitar mayor inversión social por parte de las administraciones municipal y departamental y de esta manera combatir la pobreza y la desigualdad, principales generadores de violencia en el sector.