Noticias

CUIDADOS Y RECOMENDACIONES A POBLACIÓN ADULTO MAYOR EN RIESGO DE COVID-19

Estas orientaciones hacen parte del documento ‘Promoción de la salud mental en personas adultas mayores’ en Aislamiento Preventivo Obligatorio, frente al Coronavirus (COVID-19). El adulto mayor es sin lugar a dudas la población con mayor riesgo a contagiarse de COVID-19 durante esta contingencia del virus en el país.

Ante esta amenaza, el Ministerio de Salud y Protección Social entregó unas recomendaciones a familiares y cuidadores para evitar además de un posible contagio, cuadros depresivos que afecten su salud mental. Las recomendaciones para ellos incluyen un trato digno y afectuoso lleno de asertividad y comprensión.

Aquí exponemos algunas indicaciones para el trato digno y responsable de nuestros adultos mayores:

Mantener una conexión por teléfono, video llamadas, correo electrónico o redes sociales.

Propiciar el ejercicio adecuado a sus características y edad, estudios, terapias, tomar el sol desde ventanas o balcones.

Compartir con ellos a través de juegos, historias, televisión ocio o la cocina.

Mantener las rutinas de aseo, sueño y alimentación.

Ofrecer mecanismos para la orientación, tales como calendarios y relojes.

Mantener ventanas abiertas.

Disponer que participe en espacios espirituales según sus creencias.

Facilitar ejercicios de agudeza mental como leer, sudokus, dominó, ajedrez, sopa de letras, etc. En este punto se recomienda también leer junto con el adulto mayor un libro.

Promover el diálogo y su participación en las actividades y decisiones en el hogar.

Evitar la inmovilidad en tiempos prolongados.

Solicitar ayuda profesional si es necesario a través de las líneas de apoyo de las secretarías de salud.

Además de estas orientaciones, se suman otras recomendaciones complementarias al adulto mayor y que permiten cuidar su salud mental para que se sigan sintiendo productivos.

En lo posible, se debe propender porque sigan haciendo las tareas que se desarrollaban antes de la emergencia sanitaria, re-descubrir libros o empezar a escribir las memorias, recordar historias, perdonar y consolar; hacer uso de las herramientas virtuales, adelantar las tareas de jardinería y otros arreglos del hogar y recordarles que estar en casa no es estar aburrido, es un reencuentro familiar.