Noticias

DESABASTECIMIENTO DE MEDICAMENTOS: COLOMBIA ENTRE LA VIDA Y LA MUERTE

Desabastecimiento de medicamentos: Colombia entre la vida y la muerte Imagen de Steve Buissinne en Pixabay

Es necesaria la coordinación unificada de un corredor y no rutas aisladas. La situación de desabastecimiento en hospitales, clínicas y farmacias que dispensan a afiliados de EPS, es crítica.

Ante la apremiante situación de orden público y de las vías de hecho que tienen paralizada Colombia, el gremio de los comerciantes pidió sensatez a los manifestantes toda vez que Colombia está en una situación crítica que hoy hace que este debatiéndose entre la vida y la muerte.

La situación es compleja, ya la ocupación de clínicas y hospitales se encuentra a tope, atendiendo la crisis sanitaria por la pandemia, más los heridos como consecuencia de la situación de violencia, lo que hace imperioso mantener un adecuado abastecimiento que permita que la situación hospitalaria no se deteriore más porque se vislumbran tiempos muy difíciles.

La Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco, hizo un sentido llamado al Gobierno Nacional, a las regiones, a gremios, asociaciones, ONGs, a la sociedad civil, a los manifestantes, a los jóvenes, a los líderes de los bloqueos y demás actores sociales para que prioricen el derecho a la vida, así como a la salud de su propio pueblo, permitiendo el abastecimiento en salud a lo largo y ancho del país.

Igualmente, indicó Fenalco, se hace necesario garantizar la continuidad en la dispensación de entrega de medicamentos y demás productos farmacéuticos afiliados a las EPS, así como a la población vulnerable mayor de 70 años que tiene el derecho de recibir los medicamentos a través de entrega directa o a domicilio, según lo estipulado para el control de la pandemia.

La federación de comerciantes agregó que es imperativo definir la operatividad de los productos que aún no se han despachado para evitar que se queden estancados o se dañen. El servicio farmacéutico es esencial y se ha visto gravemente afectado no solo en abastecimiento, sino en capacidad instalada, alteración de la cadena de frío y capacidad de atención por parte del personal, poniendo en riesgo la adherencia al tratamiento de muchos pacientes, generando una mayor ocupación hospitalaria y fatales consecuencias.