Noticias

DESARTICULADA ORGANIZACIÓN DELINCUENCIAL DEDICADA A LA EXTORSIÓN

En el área metropolitana de Bucaramanga decimos ‘yo no pago, yo denuncio’

Bucaramanga. La Policía Nacional en cumplimiento del Plan Choque ‘el que la hace, la paga’, en las últimas horas logró la captura de tres personas entre los 36 y 59 años por el delito de extorsión bajo la modalidad de suplantación de autoridad, conformaban un grupo delincuencial  al cual se le atribuye la victimización de cerca de 50 ciudadanos en Santander.

Dentro de la labor investigativa por parte del Grupo Antisecuestro y Antiextorsión de la Policía Nacional, se logró identificar que estos actores delincuenciales se dedicaban a la extorsión en coordinación con personas privadas de la libertad en centros carcelarios ubicados en el municipio de Guaduas en Cundinamarca, donde su modus operandi consistía en la suplantación de autoridades y grupos al margen de la ley, indicando en algunos de los casos a las víctimas mediante llamadas telefónicas, que un familiar de estas había sido privado de la libertad y que requerían un pago económico para la liberación del mismo, o amenazándolos con afectar su integridad física y la de su núcleo familiar.

Dentro del análisis de información, se conoció que la líder de esta organización que operaba desde un centro carcelario, era la encargada de seleccionar a las víctimas sustrayendo los datos de redes sociales, avisos publicitarios, directorios y llamadas engañosas entre otras.

Estas personas exigían pagos que oscilaban entre los 300 mil hasta los 30 millones de pesos, para luego ser divido y reenviado a otras cuentas donde otros eran los encargados de recolectar el dinero, evitando así el rastreo de este.

Sin embargo la labor investigativa permitió gracias a las denuncias ciudadanas la identificación e individualización de estos presuntos delincuentes, logrando en coordinación con la Fiscalía General de la Nación la captura de dos personas en la ciudad de Pereira y la imputación de su líder en el centro carcelario de Cundinamarca.

Es de resaltar que muchos de los casos la ciudadanía recibe la llamada de uno de estos delincuentes, quien le manifiesta ser un familiar que ha sido capturado por las autoridades y necesitaba dinero para librarse de la responsabilidad penal, logrando extraer de las víctimas diferentes sumas económicas, que en muchas ocasiones le ha sido prestado por otras personas para solventar esta situación, cuando el delincuente encuentra que la víctima no puede seguir entregando dinero, continua la exigencia económica demostrando otra calamidad.

Una vez obtenidas las órdenes de captura emanadas por un Juez, se adelantó la coordinación con unidades operativas de Bogotá, Cundinamarca y Pereira, que permitió una operación simultánea en esas jurisdicciones que puso fin al actuar criminal de esos delincuentes.

La invitación es a comprobar la identidad de las personas que se comunican con nosotros por líneas móviles y otros medios, así mismo no entregar información personal como números telefónicos, nombres, direcciones y demás datos de identificación o ubicación.

La Policía Nacional invita a la comunidad en general a denunciar esta clase de delitos a la línea gratuita del GAULA 165, donde los uniformados le atenderán el caso de manera inmediata y bajo absoluta reserva.