Noticias

DESCUBREN DESVIACIÓN DE UN RÍO EN BERLÍN

Publicidad

20140925_104103 bbLa Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, CDMB, dio 30 días para que el propietario de una piscícola en el páramo de Juan Rodríguez, en el corregimiento de Berlín, elimine los diques con los que taponó y desvió las quebradas La Parra y Albania, que dan nacimiento al río Jordán. El descubrimiento de las desviaciones de los caudales de estas quebradas lo hizo el Grupo Élite Ambiental de la CDMB, que adelantó la visita tras recibir denuncias por parte de la comunidad de Berlín, durante  la jornada de ‘Ambiente para la Gente’ realizada en esta localidad del municipio de Tona, Santander.

“Taponó el cauce y desvió el agua mediante canal abierto  y mangueras de polietileno para un proceso piscícola que él tiene donde maneja unos 16.000 alevinos de trucha y debido a esta circunstancia afecta directamente a los vecinos del sector y también a la captación del acueducto del corregimiento de Berlín puesto que de esta fuente se nutre el acueducto del corregimiento”, explicó Pedro Miguel Cauca Sánchez, coordinador del Grupo GEA.

El cauce desviado alimentaba las piscinas y luego regresaba a su cauce, cargada con la sedimentación y la contaminación generada por la actividad piscícola. “Se le dio un plazo de 30 días para que eliminara los diques, tramitara la concesión de aguas con la Corporación e hiciera las adecuaciones necesarias que permita que los sedimentos producto de la actividad piscícola no sean vertidos nuevamente a la fuente hídrica y se establezca un tema de sedimentador, de estas manera disminuimos la posible contaminación del recurso”, aseguró Cacua Sánchez.

MINERÍA SÍ, PERO LIMPIA

20140924_163758 (1) bbEsa es la posición de la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga (CDMB), con respecto a la formalización minera, un propósito al que también se apunta esta autoridad ambiental. Para el Coordinador de Minería, Infraestructura y Energía de la CDMB, Julio Giovanny Peña, “el objetivo es que la minería avance hacia la preservación del medio ambiente, evitando el uso de químicos como el mercurio que afectan gravemente a la quebrada La Baja, uno de los brazos que surte al río Suratá”.

La posición de la CDMB se reafirma previa a las reuniones sobre formalización de minería y respeto al medio ambiente, que organizan esta semana la Alcaldía de California, la Gobernación y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.–