Noticias

DESDE EMIRATOS ÁRABES UNIDOS, GRADUADO UIS DEJA EN ALTO EL NOMBRE DE LA UNIVERSIDAD

Haber estudiado Ingeniería Química en la Universidad Industrial de Santander (UIS) le transformó la vida a Hernando José Salgado. Gracias a los conocimientos que recibió durante su pregrado y al buen nombre de la institución, obtuvo facilidades a la hora de avanzar profesionalmente, al punto de recorrer el mundo por su trabajo.

Publicidad

Actualmente se desempeña como ingeniero de procesos en la Fábrica Badense de Bicarbonato de Sodio y Anilina (BASF, por sus siglas en inglés). Está radicado en la sede que tiene la empresa en Emiratos Árabes Unidos y ya vive con su familia en Abu Dabi, la capital del país asiático.

“En BASF trabajo en servicio técnico en catalizadores de craqueo catalítico, este es un proceso de refinación en el cual hidrocarburos que no son valiosos y pesados sufren un proceso de transformación de ruptura con la ayuda de un catalizador para hacer combustibles y petroquímicos que son valiosos, entonces yo trabajo en el diseño de los catalizadores”, aseguró Salgado, quien terminó sus estudios de pregrado en 2001.

De ese grado próximamente se cumplirán 20 años, una fecha especial y que le trae recuerdos al profesional. Meses antes de alcanzar este título pudo hacer su práctica en Ecopetrol, una meta que alcanzó gracias a las buenas relaciones entre la UIS y esta empresa. Allí entró y demostró sus habilidades, al punto de tenerlo en cuenta para futuras vacantes.

“Ecopetrol me abrió las puertas para un futuro proceso de selección y tuve la oportunidad de trabajar con ellos alrededor de 15 años. También pude viajar Holanda para adelantar mi doctorado. A medida que va pasando el tiempo se va adquiriendo experiencia y es más factible aplicar con compañías internacionales y ese fue el impulso para llegar a la empresa Saudi Aramco, de Arabia Saudí, y ahora en BASF”, explicó Salgado.

Y parte de esa experiencia profesional y personal la compartió con estudiantes de la UIS durante un seminario que se adelantó en el auditorio Clemente Retamoso de la Escuela de Ingeniería Química. A su vez aprovechó para dar consejos a las nuevas generaciones de profesionales, para que no dejen de perseguir sus sueños y se empeñen en alcanzarlos.

 “Es importante que se busque la manera de desarrollarse profesionalmente. Así me pasó a mí y por esa vía siempre hay una cosa que es fundamental y es aprender a salir de la zona de confort porque a veces uno se siente muy bien en una parte y uno cree que eso lo es todo, pero siempre hay cosas más allá. Por eso al salirnos de esa zona y se mantiene con la disciplina, lo más seguro es que uno alcance objetivos y sueños cada vez más altos”, puntualizó el ingeniero.

Salgado no pisaba la UIS desde hace cinco años, por eso aprovechó para conocer los cambios que ha tenido la institución en este tiempo.