Noticias

DIGNIDAD DE LA PERSONA, DIGNIDAD DEL TRABAJADOR, TEMA DEL III CONVERSATORIO UPB EN EL AÑO DE LA CRISTOLOGÍA

Como parte de las actividades que emprende la Universidad Pontificia Bolivariana en el marco del Año de la Cristología, como una herramienta pedagógica que pretende promover el liderazgo y compromiso social de Jesucristo como modelo de vida y ejemplo a seguir para los futuros profesionales, el próximo viernes 28 de mayo, se celebrará la importancia e incidencia que tiene el trabajo en la dignidad de los colaboradores en la misión educativa.

Para esta oportunidad el conversatorio traerá como tema central “la Dignidad de la persona, Dignidad del trabajador” y el espacio que será el propicio para reconocer el día del trabajo o día del trabajador y la trascendencia que tiene esta condición en la vida de las personas, estará liderado por los padres Vicerrectores de Pastoral de cada una de las seccionales de la UPB, y quienes, a partir de algunas preguntas, iluminarán la reflexión con base en la Carta Encíclica de Juan Pablo II, Laborem Exercens, cuyo texto se fundamenta en el respeto a todos los hombres y mujeres de buena voluntad y el trabajo humano.

De acuerdo a lo manifestado por el Mg. Oscar Eduardo Silva Camelo, docente interno del Departamento de Formación Humanística de la UPB – Bucaramanga, para este tiempo de celebración, es importante recordar el texto que enmarca la celebración de los 90 años de la Rerum Novarum y que inspira a hacer nuevas todas las cosas y re-pensar las dinámicas personales y sociales en pro de un camino de liberación universal, dando a la persona su sentido y lugar.

“Con su trabajo el hombre ha de procurarse el pan cotidiano, contribuir al continuo progreso de las ciencias y la técnica, y sobre todo a la incesante elevación cultural y moral de la sociedad en la que vive en comunidad con sus hermanos. El trabajo es una de las características que distinguen al hombre del resto de las criaturas, cuya actividad, relacionada con el mantenimiento de la vida, no puede llamarse trabajo; solamente el hombre es capaz de trabajar, solamente él puede llevarlo a cabo, llenando a la vez con el trabajo su existencia sobre la tierra. De este modo el trabajo lleva en sí un signo particular del hombre y de la humanidad, el signo de la persona activa en medio de una comunidad de personas; este signo determina su característica interior y constituye en cierto sentido su misma naturaleza” (LB, JUAN PABLO II, pág. 1)”.

“En este 2021, dedicado a la reflexión y la acción llevando una Cristología práctica a la vida, nos alegra como Universidad pensar en nuevos areópagos para seguir fortaleciendo la identidad del Humanismo Cristiano”, añadió Oscar Eduardo Silva Camelo, Docente de Formación Humanística. De esta forma la Universidad abre la invitación a este III conversatorio, que permitirá al mismo tiempo reconocerse como corazón, memoria y garantía como embajadores y colaboradores en una misma misión.