Noticias

DIPUTADOS DE SANTANDER RECHAZAN DECLARACIONES DE DESPRESTIGIO SOBRE EL CONTROL A LOS RECURSOS DEL PAE

El presidente de la Asamblea de Santander, Carlos Alberto Morales Delgado, aseguró que se adelanta control político sobre las inversiones y ejecución del programa de alimentación escolar – PAE- que beneficia a más de 100 mil estudiantes en 82 municipios del departamento. “Los santandereanos puede estar tranquilos que la Asamblea no ha perdido su objetivo de control y capacidad de autocrítica. Está atenta al manejo de los recursos no solo del PAE, sino de todos los programas y proyectos en que se encuentran comprometidos los dineros del Departamento y la Nación”, enfatizó el Diputado.

Publicidad

Recordó que la estrategia de los anteriores dirigentes del Gobierno Nacional es la de utilizar herramienta del desprestigio a sus opositores y que “en Santander no se va a permitir”. El presidente de la Asamblea, Carlos Alberto Morales Delgado, reiteró que “el Gobierno Nacional no fue capaz con el Ministerio de Educación y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, de manejar adecuadamente el programa de alimentación escolar y le dejó esa responsabilidad a los entes territoriales”.

Sostuvo que el Gobernador de Santander, Didier Tavera Amado, ha sido responsable con el manejo de los dineros de los santandereanos y ha demostrado con la gestión, trabajo y vigilancia día a día, de las ejecuciones de programa de alimentación escolar”. Resaltó la decisión de multar al contratista del PAE por no entregar adecuadamente los productos en los colegios y reiteró que cuenta con el compromiso de la Asamblea de Santander en ejercer un estricto control sobre el programa para que se apliquen las sanciones que se tengan que hacer”.

El presidente de la duma manifestó que el año anterior denunciaron las irregularidades en el PAE que se hicieron en los municipios de Coromoro y Sabana de Torres. Finalmente el presidente de la Asamblea, Carlos Alberto Morales Delgado, resaltó que ls corporación está abierta a todos los debates y “no va a permitir el desprestigio a la gestión, la tergiversación de la información y las aseveraciones sin sustento”.