Noticias

DIRECTOR DE TRÁNSITO DE BUCARAMANGA PIDE A LAS AUTORIDADES INVESTIGAR PÉRDIDA DE ARMAS DE PROPIEDAD DE ESTA ENTIDAD.

Miller Salas Rondón, titular de la DTB.
Publicidad

Una vez puesto en conocimiento de la Dirección de Tránsito de Bucaramanga -DTB- que en la ciudad de Santa Marta fue incautada un arma de fuego perteneciente a esta institución, directivos de la entidad efectuaron las verificaciones correspondientes, pudiendo constatar la falta de este elemento, el cual debía reposar al interior de la caja fuerte del almacén de la DTB junto a otro armamento, según consta en el acta de entrega definitiva de los elementos de seguridad en custodia, emitida por dicha área a diciembre de 2013.

Miller Salas Rondón, titular de la DTB, informó que esa situación, presentada el 22 de Julio de 2016, permitió establecer que además del revolver incautado en Santa Marta, faltaban tres pistolas y quince revólveres del armamento que se encontraba inventariado y en custodia del almacén de la DTB. “A raíz de ese hecho, nos dimos a la tarea de revisar los registros y las existencias del armamento, encontrando que respecto a la vigencias 2013, 2014 y 2015 no fue presentada denuncia alguna sobre esa pérdida en particular, como tampoco se logró evidenciar ninguna violación de la caja fuerte”.

También se pudo verificar que dentro de la caja fuerte reposan en la actualidad nueve  carabinas de propiedad de la DTB, cuya custodia será trasladada a la Quinta Brigada, en razón a que esos elementos  ya  no prestan ningún servicio para la institución. Ante las irregularidades encontradas por la pérdida del armamento de la DTB  y  tomando en cuenta al riesgo que ello representa, el Director General interpuso denuncia penal ante la Fiscalía General de la Nación por estos hechos, además de solicitar a la Oficina de Control Interno Disciplinario  dar inicio inmediato a las actuaciones correspondientes, a fin de determinar presuntas responsabilidades por la acción u omisión de funcionarios vinculados con la institución.

Es importante anotar finalmente, que según registros y reportes encontrados, la pérdida de armamento perteneciente a la DTB se venía registrando desde la vigencia 2007, año en el cual faltaron cuatro revólveres y dos carabinas.

Del mismo modo, en la vigencia 2008 se reportó la perdida de veintidós armas (diecinueve revólveres y  tres carabinas) y en el 2012, el faltante de dos revólveres más, hechos que no fueron reportados dentro del proceso de empalme por la administración anterior. Las armas en mención, formaban parte de la dotación entregada a los agentes de tránsito en vigencias anteriores, cuando les era permitido utilizarlas.