Noticias

DISCOTECAS Y BARES DEBEN PROMOVER EL CONSUMO RESPONSABLE DE ALCOHOL.

Para ayudar a prevenir la accidentalidad vial

Los establecimientos de expendio y/o consumo de bebidas alcohólicas que devenguen el cuarenta por ciento (40%) o más de sus ingresos por la venta de dichos productos, deben desarrollar un plan estratégico de consumo responsable de alcohol.

Publicidad

Así lo establece la Ley 1503 de 2011 en su Art 13 reglamentado por el Decreto 2851 de 2013, disposición que en sus  artículos 2°, 6°, 7° y 8°  define los objetivos de dichos planes, los aspectos que deben contener así como los principios y orientaciones para su elaboración.

Entre otros parámetros, esa normatividad señala que los sitios de expendio y/o consumo de bebidas alcohólicas deben diseñar estrategias dirigidas a evitar que las personas conduzcan después de ingerir licor,  medida que pueden adoptar ofreciendo al cliente la posibilidad de contactar conductores elegidos, sitios de estacionamiento cercano y servicios de valet parking entre otras alternativas.

De igual manera, esos establecimientos deben evitar el ingreso de los menores de edad y el suministro o venta de bebidas embriagantes a estos. La implementación de los mencionados planes debe realizarse mediante la “Guía para la Elaboración de Planes Estratégicos para la Promoción de Consumo Responsable de Alcohol”  publicada por el Ministerio  de la Salud y Protección Social en su página web. Es importante señalar, que según dispone el Decreto 2851 en su Art 9°, las secretarías  de salud correspondientes a cada jurisdicción son las dependencias encargadas de verificar la ejecución de los mencionados planes, a través de visitas efectuadas a cada establecimiento al menos una vez al año.

En razón a esas disposiciones de orden legal y tomando en cuenta  que en la temporada de fin de año la ingesta de licor incrementa los riesgos de accidentalidad vial, la Dirección de Tránsito de Bucaramanga –DTB- hace un llamado a los propietarios y administradores de bares, licoreras y discotecas, a implementar y poner en marcha los planes estratégicos de consumo responsable de alcohol.

Si bien, en Bucaramanga las estadísticas no reportan la “conducción en estado de beodez”  como una de las diez causas probables  del mayor número de accidentes, dicha conducta es objeto permanente de medidas de control por parte de las autoridades viales, debido a los altos riesgos que conlleva.

En lo corrido de este año,  483 personas han sido sancionadas por esa causa, siendo los sectores de Cabecera del Llano, el Centro y San Francisco en su orden, los barrios en los que se impuso el mayor número de comparendos.