Noticias

ECOPETROL, PARQUES NACIONALES Y FUNDACIÓN NATURA UNEN ESFUERZOS PARA REDUCIR IMPACTOS DEL CAMBIO CLIMÁTICO

Publicidad

639x360_1247355009_cambio-climatico2Proyectos por más de 11.000 millones de pesos lograrán reducción de 220.000 toneladas de CO2

Ecopetrol, Parques Nacionales Naturales y la Fundación Natura dieron a conocer siete iniciativas conjuntas encaminadas a reducir 220.000 toneladas de CO2, sembrar 990 hectáreas de sistemas forestales y evitar la degradación de por lo menos 2.000 hectáreas de bosques del país. La inversión de las tres entidades será de 11.400 millones de pesos. Ecopetrol aportará 7.821 millones y Parques Nacionales y la Fundación Natura, 3.593 millones.

Los proyectos se llevarán a cabo durante los próximos tres años en reservas, Parques Nacionales, zonas amortiguadoras y áreas rurales de los departamentos de Antioquia, Santander, Norte de Santander y Boyacá, y tienen que ver con la reducción de emisiones causadas por la deforestación y la degradación de los bosques, y la conversión tecnológica a estufas eficientes para la cocción de alimentos.

“Se trata de apoyar proyectos y acciones para reducir los impactos del cambio climático, que aporten al cumplimiento de las metas y acciones establecidas por el gobierno nacional en el Plan Nacional de Desarrollo y en acuerdos internacionales suscritos y ratificados por el país como el Protocolo de Kyoto y el Convenio sobre la Diversidad Biológica y a la meta corporativa de reducción y captura de emisiones de gases de efecto invernadero, fortaleciendo la capacidad del país en el conocimiento y desarrollo de proyectos de carbono forestal”, dijo Javier Gutiérrez Pemberthy, Presidente de Ecopetrol.

La reducción de emisiones será certificada por entidades Internacionales y/o nacionales, bajo los esquemas de mercado voluntario Verified Carbon Standard  (VCS) y Gold Standard. Además de mitigar los impactos del cambio climático, los convenios suscritos apoyarán el desarrollo de conocimiento técnico para la restauración de ecosistemas forestales estratégicos ubicados en zonas de Parques Nacionales Naturales y de reservas privadas de la sociedad civil, lo cual tiene gran importancia debido a posibilidad de replicar estas experiencias en la restauración de otras áreas a nivel nacional.

De la misma manera, se fortalecen por lo menos seis programas de conservación de especies nativas amenazadas que contribuyen al Plan Nacional de Conservación de Plantas y el análisis e implementación de metodologías ajustadas para la captura de carbono en ecosistemas estratégicos. Las estrategias de restauración se basan en rescatar el conocimiento tradicional de las comunidades en el manejo del bosque, la vinculación de la población a las actividades de restauración y la publicación de material informativo de los procesos puestos en marcha en la recuperación de dichos ecosistemas estratégicos. Las actividades de restauración y su impacto en la mitigación del cambio climático, serán certificadas por una entidad externa.

De igual manera, los convenios permitirán poner en marcha acciones de Reducción de Emisiones causadas por la Deforestación y la Degradación de bosques (REDD+) en áreas privadas de pequeños propietarios rurales, lo cual reducirá las tasas de deforestación en las áreas de influencia del proyecto, mediante el desarrollo de sistemas productivos sostenibles concertados con las comunidades, y el desarrollo de plantaciones forestales con especies nativas que permitan restaurar ecosistemas altoandinos.