Editorial

Editorial: AGUACEROS DESTRUCTORES…

Por Wilfredo Sierra Moreno.    

descarga (3)Seguramente cuando muchos de nosotros estando al frente de la televisión y viendo el registro permanente de los muchos destrozos que la naturaleza hace en las diferentes partes del mundo, tenemos una compasión muy natural por la suerte de esos congéneres, pero como siempre pasa en esa como en muchas otras materias, pensamos que  por estos lares nuestros no nos va a suceder. Pues bien nos ha pasado y nos sigue pasando, y no más anoche en nuestra área metropolitana de Bucaramanga el fuerte aguacero con el que nos sorprendió la naturaleza dejo muchas vías con demasiados obstáculos, pero lo que es peor, 4 víctimas fatales.

Posiblemente los habilidosos  evangélicos, oportunistas como los más recursivos embaucadores  de la especie humana, dirán a sus incautos seguidores que lo que está sucediendo es la confirmación de las supuestas predicciones de sus libros mentirosos sobre el fin del mundo, y en medio de esa tendencia a sacarles plata a sus víctimas sin consideración, subirán el diezmo del 10 al 20%.  Pero no mis buenos amigos, no hay tales confirmaciones de la certeza del apocalipsis con el que tanto han tratado de intimidar a la conciencia de la especie humana, y lo que sucede es simple y llanamente la consecuencia de la irresponsabilidad ecológica que durante tantos años ha sido una constante en los habitantes de éste planeta, y que ha llevado a la ya por todos conocida ruptura de la capa de ozono  de la atmosfera terrestre, con las consecuencias que todos estamos viendo en el planeta y, ahora, entre nosotros.

Desafortunadamente resulta desconcertantemente sorprendente como es casi que imposible hacer comprender a las capas medias y bajas de nuestra sociedad lo que implica la responsabilidad ecológica y como deberíamos cambiar radicalmente algunos hábitos de relación con la naturaleza. Pero  ese parece ser más un dialogo con sordos que cualquier otra cosa. En la información periodística que  hoy incluimos en nuestra revista virtual,  registramos la noticia  de como Ecopetrol ha hecho serios esfuerzos para invertir en acciones ambientales, y en otros días hemos dado cuenta del trabajo de otras instituciones, publicas y privadas, que se ocupan de estas materias, pero pareciera o que los destinatarios de éste trabajo no entienden, o que las acciones llegan demasiado tarde para la dimensión de la fractura del equilibrio racional de la naturaleza con su propio entorno.

De todas formas los expertos en la materia dicen que, a los miles de millones de hombres que aun quedamos viviendo sobre éste planeta, nos resultaría saludable hacer una acción inmediata y radical frente a nuestro comportamiento ecológico sobre la tierra, si no queremos que las consecuencias de la locura ambiental mundial, con calores insoportable aquí y tempestades destructoras allí, nos destruya más rápido de lo previsto. ¿Pero será que entenderemos?