Editorial

Editorial; ¿CÓMO SERÁ LA VOTACIÓN EL DOMINGO?

Publicidad

¿CÓMO SERÁ LA VOTACIÓN EL DOMINGO?

Por Wilfredo Sierra Moreno.

wilfredo sierra 2Con las características particulares de lo que ha sido el desenvolvimiento de la campaña  a la Presidencia  de la República en estas últimas semanas la verdad es  muy complicado  predecir que va a pasar realmente el próximo domingo y, entre otras muchas cosas, había que tener en cuenta la experiencia electoral de Panamá, en donde para nada las encuestas acertaron con lo que realmente pasó el día de la votación allí.

De hecho las diferentes empresas dedicadas a medir la opinión publica en éste país no han coincidido siempre en los resultados en cuanto a favoritismo de los candidatos en la preferencia de los electores, y aunque siendo esas muestras un reflejo de las tendencias de algunos sectores colombinos –casi nunca llaman a estratos 1 y 2- no se puede decir que son la última palabra.

Y, en nuestros diálogos personales con muchos amigos y ciudadanos, realmente se ve  un rechazo muy grande por todo lo que ha pasado en estas peleas indeseables que para nada son un reflejo de las buenas costumbres y la cultura de una clase política que si fuera responsable, darían un ejemplo distinto a la nación.  El candidato Peñaloza decía el día anterior en una entrevista televisada, que conociendo un poco la forma de ser de nuestro pueblo, podría ser posible que lo desaforado de la confrontación polarizaría la tendencia exclusivamente en torno a Santos y Zuluaga. Podría ser, pero hay que esperar a lo que efectivamente suceda el domingo.

Algunos analistas prevén un aumento del voto en blanco y la abstención como una forma de rechazo a la guerra sucia en esta campaña electoral, pero igualmente eso es solo una exploración teórica que resulta tan posible como una adivinanza, que solo los hechos podrán confirmarla o negarla. Yo, por mi parte, a pesar de todo votare. Y consecuente con mi creencia de que la labor del periodista no es darle consejos ni pedirle a sus lectores que votan en una u otra dirección, hasta ti llegan mis confesiones sobre lo que hare el domingo.

Desde luego en general no es bueno el ambiente que se vive con estas peloteras vergonzantes, y solo hay que resignarse para que  sea lo que los Dioses del Olimpo quieran. Dicen por ahí que cada pueblo tiene el destino que se merece y el nuestro, envueltos en la politiquería, la violencia y las presiones indebidas, no ha sido el mejor. Que  cambie hacia adelante sería lo ideal,  pero pensar con el deseo es  la  peor actitud de una persona que se precie de madura puede tener. De sueños ingenuos y buenas intenciones dicen que esta empedrado el camino del infierno. Y aquí que hemos vivido de cuentos tristes durante mucho pero mucho tiempo, tenemos algo que no se distancia mucho de una verdadera caldera ardiendo…