Noticias

Editorial: DICIEMBRE NEGRO GRACIAS AL ORO NEGRO…

Publicidad

Por Wilfredo Sierra Moreno.  

DON CLIMACO 1 (1) bbVerdaderamente negro está resultando este diciembre para el sector petrolero colombiano y para la economía nacional, luego de que ayer el precio del crudo se cotizara en el monto más bajo en los últimos años y las empresas del sector marcaran unas sorprendentes caídas  en sus acciones que, para algunas de estas podrían implicar un real sacudimiento de sus estructuras de funcionamiento. Así mientras las agencias de noticias internacionales informan que el barril  “light sweet crude” (WTI) para entrega en enero cayó 2,88 USD en el New York Mercantile Exchange (Nymex) a 60,94 USD, su nivel más bajo desde julio de 2009, en el país los expertos en Colombia nos precisan que en  lo que va del año los títulos de Canacol Energy han caído 70%, los de Ecopetrol un 44% y los de Pacific Rubiales un 56%, ubicando el precio de estas acciones en mínimos históricos.

Independientemente que la desinformación periodística quiera obviar estos datos precisos de lo que sucede en ese sector de la economía nacional, el golpe a las finanzas del estado es prácticamente mortal, y muchos de los presupuestos de grandes inversiones en el sector público colombiano se van a ver radicalmente afectados, sobre todo cuando los saldos en la Tesorería Nacional están radicalmente menguados, y el gobierno nacional busca, desesperadamente, con una Reforma Tributaria filibustera, conseguir plata a cualquier precio. Pero lo que da grima es que mientras todo esto pasa en la economía mundial y con las implicaciones de esos hechos en nuestros números locales, el Presidente Santos habla de la supuesta transformación radical de esta nación luego de firmar su obsesivo proceso de paz con las FARC.

¿Transformación hipotética fruto de la acción de ir poniendo el Presidente la totuma por todo el mundo para conseguir un dinero con el que no se cuenta aquí para financiar sus promesas de cumbiambera? Eso es definitivamente ridículo, y cuando un estado se dedica a prometer transformaciones radicales en la suerte de sus asociados con los bolsillos pelados, está hablando, en plata blanca, pura carreta. Porque la puesta en práctica de las grandes trasformaciones que supuestamente saldrían de los tales acuerdos requieren de muy cuantiosas inversiones. Dinero y más dinero con el que no contamos y que no lo van a dar – no seamos ingenuos – los estados ricos del mundo.

La sustentabilidad de la  propuesta de un estado que no tiene la plata para cumplir todos sus supuestos compromisos para “transformar al país” es ciertamente nula, y es más ridículo cuando el “revolucionario social” cree que toda sus sueños los puede concretar pidiendo limosna. ¡Qué gran cosa!, nos van a transformar la nación con los bolsillos vacíos y sin el más mínimo musculo financiero para concretar todos las demagógicas promesas con las que se adorna el papel falso que firmarían en Cuba estado y guerrilleros.

Mientras tanto los accionistas de empresas como Ecopetrol, Canacol Energy y Pacific Rubiales ven como todos los sueños que les hicieron cuando los invitaron a invertir en esos papeles se van por el suelo, y muchos de ellos simplemente se quebraran por creer en las supuestas grandes y potentísimas empresas petroleras que de lejos parecían pero que efectivamente no lo eran. ¿Será que los directivos de esas petroleras son tan cínicos como para enviarles una tarjeta a sus dolidos accionistas diciéndoles “Feliz Navidad”? Puede ser, la desfachatez da para todo…