Editorial

Editorial: EL FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE SANTANDER.

Publicidad

WILFREDO2014-baja bbPor Wilfredo Sierra Moreno.  

Para alegría de la gente culta de Bucaramanga y el área metropolitana de la ciudad, éste lunes se abre el telón del VI Festival Internacional de Cine de Santander,  una de las actividades que más alto vuelo le ha dado a la ciudad y es el producto de un trabajo silencioso pero tesonero de gentes que no son simples cuenta chistes.

Dentro del grupo de los gestores y desarrolladores de esta gran actividad, están hombres como Carlos Julio Castellanos, que en las épocas en que trabajamos en Vanguardia Liberal, recibimos una precisa influencia de Rodolfo González García en cuanto a la importancia de lo cultural para el desarrollo de una sociedad como la santandereana.

Fueron las épocas de Jorge Valderrama Restrepo como Director del Suplemento Literario de Vanguardia Liberal y de la gestación de Grupo del Trabajadores de la Cultura Jorge Zalamea Borda,  entre los que estaban gentes tan serias en el trabajo literario y la formación de nuevos valores artísticos como Luis Álvaro Mejía Arguello,  Clarita de Mejía, el ahora profesor de cine Carlos Barriga, Miguel Ángel Pérez, Carlos Nicolás Hernández, y el profesor   Serafín Martínez entre otros. Ahí  no había improvisaciones sino una clara formación intelectual, y no había venido, por fortuna,  cierto gamín de Oiba que transcribiendo a las páginas blancas su grosería, miseria, ignorancia y vulgaridad, pretende ser disque escritor.

Carlos Julio Castellanos y Fernando Pabón que han sido de los más grandes cronistas deportivos de este departamento, también recibieron de González García su influencia en cuanto a la importancia de la cultura, la educación, el arte y la literatura en la formación de un profesional de verdad, y hoy vemos como ese influjo se ve reflejado en actividades del Festival Internacional de Cine, en el que unido a las nueva generaciones como la representada por Erika Salazar,  nos dan empresas de una dimensión mundial como éste festival de cine.

Dios quiera que no solo los sectores de los barrios populares – a quienes están particularmente dirigidas algunas proyecciones específica – sino igualmente lo más granado de nuestra clase dirigente, incluidos Senadores y Representantes,  se dejen ver en las actividades del Festival, no solo para que se culturicen sino igualmente para que se enamoren del arte, entendiendo que invertir en la creación literaria, cineasta, pictórica, escultórica, etc., etc.,  también es hacer patria. Así que nos vemos en Cacique, Centro Comercial, y en su zona de cine, para disfrutar de esta verdadera semana cultural.