Editorial

Editorial: EL PAPILOMA HUMANO, UN DOGMA OFICIAL…

Publicidad

wilfredo sierra mPor Wilfredo Sierra Moreno.  

La dictadura de la información oficial que se quiere imponer como dogma incuestionable ha sido una vieja práctica de muchos estados y sistemas del mundo y, desafortunadamente, la fuerza impresionante de los medios masivos de información no solo ha sido usado para vender sino igualmente para imponer productos de consumo masivo, pero también ideologías, métodos, hombres e igualmente verdades seudocientíficas de productos farmacéuticos, detrás de las cuales están las grandes empresas productoras de estos supuestos beneficiosos medicamentos,  que la mayoría de las veces únicamente sirven para enriquecer a comerciantes inescrupulosos.

En el caso de la tan oficialmente publicitada e impuesta vacuna contra el Papiloma Humano,  muchas y muy variadas han sido las oportunidades que se han  denunciado efectos secundarios en las niñas a las que prácticamente se les obliga por todo el sistema educativo y de salud a la aplicación de esa que ahora está resultando ser una letal dosis, pero a pesar de los muchos problemas reales en la salud de las jovencitas sometidas a la vacuna, nadie quiere revisar, ni por equivocación, los supuestos beneficios de la inyección.

¿Qué oscuros intereses se mueven detrás de la masiva y obligatoria aplicación de este compuesto de parte del gran aparato burocrático del sistema educativo y de salud colombiano, aparato este último que a lo largo de la historia reciente del país – bueno es recordarlo –  ha demostrado ser uno de los más corruptos del país? ¿Porque, en lugar de insistir en que a pesar de que las niñas en varias regiones del país se ven peligrosa y masivamente afectadas en su salud  luego de la vacunación se sigan aplicando el compuesto,  no se averigua quien o quienes son los proveedores del productico, cuantos miles de millones mueve en utilidades oscuras para sus propiciadores y si la droga entregada para su uso masivo si llena todas las especificaciones técnicas y científicas de la fórmula original?

Nunca podemos olvidar que la falsificación de medicamentos ha sido uno de los grandes negocios turbios de los fríos delincuentes de este país, y que la suplantación por simples harinas de los componentes biológicos de ciertas medicaciones ha sido frecuente en el prontuario de los grandes negociantes turbios del mundo de las medicinas… Una falsificación en unas entregas multimillonarias para repartir por todas las escuelas y colegios del país, ciertamente es un bocado de cardenal para bandidos de cuello blanco, de esos que nunca han faltado entre nosotros.

Opciones para buscar las causas de los problemas que en esta área se están presentando  a lo largo y ancho de la geografía nacional son muchas, pero lo que si resulta definitivamente sospechoso es la insistencia absurda y terca de ciertos estamentos a diferentes niveles, de que a pesar de que los centros de salud y los hospitales colapsan por la presencia masiva de niñas afectadas mortalmente luego de recibir la mencionadas dosis, la dimensión de la afectación se quiera desconocer estúpidamente, y todas las instancias oficiales y legales se hagan las locas sobre la tragedia como si esta nunca se hubiera y se estuviera presentando.

Aquí hay muchas cosas sospechosas que harían pellizcar al más tonto. Sin embargo tirios y troyanos en el sector oficial prefieren mirar para otro lado… ¿Y eso porque?  ¿O será que los dueños del torcido negocito son señoritos de muy alta envergadura?  Averígüelo Vargas…  Sí, así sea Vargas Lleras, que últimamente ha demostrado ser un acucioso muchacho.