Editorial

Editorial: EL RELLENO SANITARIO…

Publicidad

Por Wilfredo Sierra Moreno.

wilfredo sierra mNo sé cómo harán en otros lugares del mundo o en otros departamentos del país para no tener cada ocho días problemas con el tema del relleno sanitario, pero aquí entre nosotros este se volvió un problemita arto cansón que cita periódicamente a las autoridades que tienen que ver con la materia pero al final, nada de nada.

No quiero incomodar a nadie ni pienso que las actuales autoridades locales son las únicas responsables – aunque tienen su cuota de implicación en el proceso – pero creo que no se puede hablar del gran desarrollo de Bucaramanga y su área metropolitana cuando no tenemos resuelto el problema de los desechos y ahora, por culpa de malas decisiones administrativas, la solvencia económica del Acueducto Metropolitano de Bucaramanga se ve comprometido luego de que jueces han dictado sentencias en contra del amb por pleitos en contratos que no fueron bien llevados.

Siempre he creído que el crecimiento urbanístico de la ciudad y su área metropolitana está desbordando la capacidad de respuesta de las autoridades administrativas locales, y a los temas anteriores habría que agregarle el de la movilidad que es definitivamente desastrosa.  Esto sin mirar la deuda social que se tiene con el sector norte de Bucaramanga,  en donde se hacen cosas coyunturales, paliativos a los problemas que allí se engendran, pero que no van a la raíz de un caldo de cultivo gravísimo para la tranquilidad futura de nuestros ciudadanos.

Claro, en el caso del relleno sanitario, también las comunidades tienen su parte responsabilidad en el hecho de que luego de tanto tiempo de hablar y discutir de lo mismo no se haya llegado a una solución, porque ningún barrio, comuna, vereda o municipio quiere tener un botadero de basura cerca de él.  Como si ninguno de esos habitantes produjera desechos y tuvieran su parte de responsabilidad en la búsqueda de las soluciones colectivas.

Desgraciadamente aquella muletilla popular de que el sentido común es el menos común de los sentidos es más cierto de lo que uno cree, y nos podemos pasar días, semanas y meses, discutiendo y discutiendo sobre la solución a nuestros problemas, pero si todos los sectores de la sociedad no ponemos con franqueza de nuestras parte, seguiremos reiterativamente trillando sobre los mismos males sin ninguna respuesta cierta que se vea en el horizonte. Quiera el Gran Arquitecto del Universo que la nueva reunión citada por las autoridades que tienen que ver con el tema del relleno sanitario salga una solución cierta y efectiva. De lo contrario continuaremos en un círculo vicioso aburridor que va, definitivamente, en contra del gran boom de Bucaramanga y su área de influencia como la gran alternativa turística de Colombia y el mundo.