Editorial

Editorial: EMPATE TÉCNICO…

Publicidad

Por Wilfredo Sierra Moreno.

wilfredo sierra 2La primera encuesta de opinión dada a conocer hoy sobre la intención de voto para la segunda vuelta presidencial da un empate técnico entre Juan Manuel Santos y Oscar Iván Zuluaga, lo que implicará que la decisión eL día definitivo seria por márgenes muy estrechos, con todas las implicaciones negativas que eso tiene.

Si se me invitara por un momento a hacer el papel de asesor de imagen de la campaña del Candidato Presidente, diría que Juan Manuel Santos se equivoca en priorizar toda su publicidad en el tema de la paz, tema que considero agotado suficientemente en la exposición de la primera vuelta. Y no sé si los asesores reales de esa campaña no entienden o es Juan Manuel Santos el equivocado, en que justamente el tema de la paz es el gran talón de Aquiles de esa candidatura. ¿Por qué no priorizar especialmente para esta ronda los buenos logros económicos que el gobierno ha materializado en varias áreas de la actividad nacional? ¿O, el tema de las casas gratis que aunque pareciera un poco populistas, habla de casas concretas a los sectores más pobres de la población nacional?

Cuando los líderes políticos, económicos o sociales se obsesionan con un tema o estrategia, suelen perder la perspectiva que se les ofrecería  en otros frentes de acción, lo que es un error garrafal. Por el contrario todos los analistas más objetivos, incluida María Jimena Dussan  que estaba o está casada con Santos, han reconocido que Zuluaga ha sido mucho más inteligente en darle a su imagen un toque más dinámico y, por ejemplo, todos los expertos coinciden en aceptar que en su discurso de la noche del triunfo de la primera ronda, adoptando un aire de estadista,  cayó muy bien a los ojos de los observadores imparciales.

Algunos de mis amigos personales han tomado el tema electoral desde una actitud netamente visceral, desde sus odios o amores particulares, pero habría que insistir, una  y otra vez, que cuando se trata  del análisis de coyunturas que tienen tantos pero tantos elementos en juego, no se puede pensar solamente con el deseo. Por lo demás la actitud de la opinión pública a la hora de votar  es lo más desconcertante que hay, como ocurrió particularmente en nuestro departamento de Santander en donde luego de haber ganado en las parlamentarias abrumadoramente los amigos del Presidente Santos, de tener a casi toda su clase política al servicio del candidato oficial y haber recibido esta región una de las más grandes inversiones para obras e infraestructura de que tenga noticia Santander en toda su historia, el candidato del Centro Democrático gano aquí  las elecciones.

Particularmente creo que las adhesiones de otros candidatos a cualquiera de los aspirantes en esta segunda vuelta no endosan, ni nada que se le parezca, el monto total  que esos dirigentes políticos obtuvieron en votos en la primera vuelta. Y aunque puede ser más un golpe psicológico y uno que otro ciudadano pueda acatar la sugerencia, el trasladado total de la bolsa electoral de unos a otros está por verse.  Hay adhesiones de políticos que golpean más que favorecer, y aunque la inclinación de Martha Lucia a Zuluaga estaba más que cantada, el respaldo de Petro el Presidente deja un mal sabor en algunos sectores y éste se expone a que algunos sectores bien ortodoxos de centro y centro derecha se vayan para otro lado o se abstengan.

La sacada de algunos funcionarios del gobierno nacional como la señora Parodi al terreno electoral en Bogotá termina por darle la razón a algunos núcleos de estudiantes y trabajadores del Sena que afirmaban que era una politiquera de oficio haciéndole un mandado al establecimiento para minar la razón de ser del Sena desde su fundación. No sé hasta donde le pone unos votos en Bogotá  pero desde luego le quitara muchos otros en el resto del país.   Son pues muchos, pero muchos los elementos que pueden poner o quitar en los días que quedan hasta la segunda vuelta y, aquí sí que lo importante es hacer una campaña inteligente y madura. La gente quedó hastiada de la guerra sucia en la primera vuelta y más de lo mismo sería terrible para los dos candidatos.

De todas formas la cosa no será fácil y las apuestas, a estas alturas del proceso, son más numerosas que las pollas para saber el resultado del primer partido de Colombia en su primera partido que se realiza justamente el día anterior al domingo de votaciones. Y aunque ese tipo de pulsos no es que sean del todo muy legales que digamos, pues ¡hagan sus apuestas señores! Unos pesitos de más o de menos el lunes de guayabo electoral no caen mal…