Editorial

Editorial: LA CONSULTA POPULAR POR INTERNET…

Publicidad

Por Wilfredo Sierra Moreno.  

WILFREDO2014-baja bbRealmente importante, muy importante, el hecho de que el señor Alcalde de Bucaramanga  haya recurrido al medio de internet para ventilar el tema de la cabalgata dentro de la versión de la Feria de Bucaramanga de éste año,  e independientemente del resultado de la votación virtual –resultado que a nosotros nos gustó- nos parece que este importante evento suma dos hechos sin precedentes en la historia democrática santandereana: primero, la utilización realmente importante de las ventajas que las nuevas tecnología dan más, dos, la posibilidad de rescatar realmente la participación de la sociedad civil en determinaciones, grandes y pequeñas, de los municipios, departamentos y la nación.

Y esto último es fundamental, porque desafortunadamente con el transcurso del tiempo la tal representación del pueblo en la elección de funcionarios administrativos y legislativos como expresión de la voluntad popular general se ha ido diluyendo totalmente, cuando estos últimos elegidos terminan convertidos en pequeños reyecitos, que de  mutuo propio y de acuerdo a sus caprichos o sus intereses particulares, van tomando decisiones caprichosas.

¿Cuando vemos después de elegidos que estos personajes  recurran a consultar a la base de su partido, a las gentes de su región o a sus empresarios y trabajadores para ver qué es lo mejor que se podría hacer en la labor legislativa o ejecutiva? La supuesta delegación de la voluntad popular en esos representantes queda vulnerada miserablemente cuando estos principitos, recurriendo a una arrogancia digna de mejor causa, termina poniendo el rango adquirido mediante el voto popular a sus más primarios y egoístas intereses.

Inclusive en la representación gremial  el “pistoletazo” al espíritu democrático ha sido vulnerado descaradamente y el gobierno nacional ha tenido que meter la mano en la elección de representantes en las Cámara de Comercio, en donde por medio torticeros los mismo de siempre se las valían de todos los recursos para quedarse, una y otra y otra vez, con los cargos directivos de la institución, constituyéndose en unas roscas intocables que más que los intereses generales de los industriales y los comerciantes, terminaron sirviéndose así mismo instaurando unas elites que terminaron siendo dueños de la representación en las Cámaras de Comercio y de los diferentes cargos directivos de ellas.

Ojala otras instituciones locales y regionales siguieran el ejemplo de la Alcaldía de Bucaramanga, que no solo requirió  la voluntad popular en una consulta virtual vía internet, sino que además respeto la palabra empeñada no haciendo la derrotada cabalgata en las próximas ferias. Pero igualmente sería interesante que los más serios y  respetado representantes de los medio de comunicación locales constituyera una empresa altruista e independiente que permanente le tomara el pulso a la opinión municipal, del área metropolitana y el departamento de Santander, sobre los más variados temas que concitan el interés general,  y sobre los cuales las roscas del poder regional toman decisiones arbitrarias. Así sabríamos que realmente quiere la opinión ciudadano y se podría estigmatizar aún más  el uso feudal y traicionero que muchos de nuestros “representantes del pueblo” hacen de la condición adquirida mediante el voto popular.