Editorial

Editorial: LA DEFENSA DE LOS NIÑOS Y LAS MUJERES: UN CUENTO CHINO.

Por Wilfredo Sierra Moreno.

WILFREDO SIERRA MORENODesde hace mucho tiempo desde estas líneas hemos venido denunciando que la cacareada defensa de los niños y las mujeres en nuestro país no pasa de ser un cuento chino que, sustentado en promociones de publicidad, pretende impresionar de paisanos desprevenidos, de esos que se comen todos los cuentos que aparecen en los medio de comunicación.  Pero la verdad es bien otra. A las mujeres las siguen asediando agresivamente, aun por parte de los muy peripatéticos dirigentes políticos que para expedir una recomendación o ubicar a una dama en un cargo oficial les piden primero “la pruebita” que sabemos. Y eso es derecho hecho ley por la costumbre de nuestra machista sociedad colombiana.

En cuento a lo de los niños no hay sino ver lo que paso en las pasadas ferias y fiestas de Barbosa, en donde la Alcaldesa, esposa de uno de los dirigentes políticos de la familia que durante toda la vida a mangoneado la acción oficial de ese municipio, considera que su voluntad y la de su familia es ley para sus pobres gobernados.  Esa familia en lo últimos 40 años se ha paseado por todos los cargos que la vida pública puede dar, desde concejales, diputados hasta senadores de la república, y como tienen como mangonear los resultados electorales de esa localidad y el departamento con su poder, su dinero o su simpatía, hablan desde un pedestal de omnipotencia en donde las leyes de la republica les vale un carajo.

Frente a tal estructura de poder en este país, ¿quién va a creer que la defensa de la dignidad de los niños y de las mujeres se va a cumplir realmente? Basta ver como la representante del Instituto Colombiana de Bienestar Familiar en ese municipio dio permiso para realizar el tal desfile de Mis Tanguitas en donde las niñas fueron expuestas, miserablemente, al escarnio público. ¿Fue acaso recomendada esa funcionaria para el cargo por el mismo grupo político de la alcaldesa que promovió el evento? Y es que entender y aplicar la Ley entre compadres si es muy pero muy difícil… Pero además, ¿ustedes saben de quien es cuota la cabeza del ICBF en Santander? Averígüenlo, para que vean cómo funciona la democracia, la Ley y la dignidad de sus asociados en este país.

Cómo va el desarrollo de los acontecimientos desde que Julio Acelas puso en alerta a la opinión pública regional y nacional sobre los sucesos de Barbosa, la reculada de la señora directora nacional del ICBF ha sido tal, que todo va a terminar en sanciones solo para las pobres niñas y los padres de familia de ellas.  Los otros son intocables y tienen buenos padrinos políticos en el alto gobierno. Así funciona la democracia y la justicia entre nosotros. Si es que alguna vez ha funcionado.