Editorial

Editorial: LA PELEA DE LOS EGÓLATRAS…

Publicidad

wilfredo-sierra-m5Por Wilfredo Sierra Moreno.  

Al Senado y la Cámara de Representantes se ha trasladado ahora la pelea vergonzante que durante la campaña política dieron el Centro Democrático y  el gobierno del Presidente Santos, y en medio de las mismas acusaciones pendejas de siempre, pareciera que la tarea legislativa se ha va a ir en este tipo de pleito de cocineras, que la verdad, nada productivo le va a dejar a un país que está sumido en terribles problemas de orden económico y social, que el “bochinche” mediático tapa maquiavélicamente, creando una cortina de humo para no dejar ver las dimensiones reales de la descomposición de varias regiones del país.

La única verdad cierta que ya anotábamos hace algunos días, es que esta finca grande que se llama Colombia tiene dos capataces ególatras y soberbios que uno, desde el gobierno y otro desde la oposición, tratan de imponer sus particulares puntos de vistas para acrecentar sus intereses particulares con la ayuda de un ejército de segundones de mala calidad, que en su condición de saca micas de los patrones, le ponen más ruido al drama, para tratar de distraer a la opinión publica de los verdaderos problemas que son de interés nacional.

Aspiramos, eso sí, a que un hombre en el que no se si equivocadamente tenemos puestas muchas esperanzas como German Vargas Lleras, siga con las pilas puestas impulsando la pesada burocracia de las áreas en las que fue específicamente llamado a intervenir, y ojala en el terreno de la puesta en ejecución de las muchas vías de las que el gobierno nacional nos ha hablado con lujo de floritura durante los últimos 4 años, se puedan ver resultados rápidos y efectivos.

Enredado como el que más, el tema de las obras, los contratistas, y la lentitud con que se va desplegando la cinta asfáltica de las supuestas vías de cuarta tecnología,  el sector requiere, ciertamente, la mano de un señor como Vargas Lleras que, por lo menos en el tema de la vivienda de interés popular, dio resultados  realmente buenos.  Y es que como sabe el más tonto de los teóricos del desarrollo económico, no se puede hablar de un gran despegue económico de una economía sin que su estructura vial sea la adecuada para los requerimientos que una sociedad de alta conectividad demanda.  Ahí, como en la respuesta efectiva y no demagógica a las necesidades del campo, la construcción de una estructura educativa realmente moderna y uno servicios de salud eficientes, es donde está el meollo de nuestro futuro.

Lo demás, que las chuzadas, que el hacker, que las infiltraciones, está resultando ya un discursito aburrido que, desafortunadamente, hay  que reconocerlo,  es atizado todos los días con la anuencia de la gran prensa escrita y la televisión que parecieran necesitar dramas de mala categoría para vender sus productos. Lástima que la Fiscalía General de la Republica se desgaste en tonterías de poca monta, mientras todos los días la  delincuencia gana más y más terrero sin que los medios de prevención, combate y condena de estos delitos sean realmente efectivos en su tarea.

  Pero qué le vamos a hacer, este es el país del espectáculo circense que entretiene la conciencia de quienes tienen el estómago vacío.  Y, lo peor, pareciera que la función va a continuar por todos lo siguientes 4 años…