Noticias

Editorial: LA SUERTE DE LOS TABACALEROS DE COLOMBIA…

Por Wilfredo Sierra Moreno.

wilfredo sierra mPor cordial invitación de los organizadores del evento tuvimos la oportunidad de participar en el Segundo Congreso Tabacalero en la ciudad de San Gil el fin de semana pasada y, la verdad, se nos dio la oportunidad de entrar en contacto con las dificultades de un sector que ciertamente no las tiene todas en favor de ellos, sobre todo por la gran campaña internacional en contra del consumo del cigarrillo que, efectivamente, es uno de los grandes factores originarios del cáncer de pulmón en los seres humanos de este planeta.

Sin embargo como todo en este controvertido mundo de tres dimensiones, las cosas no son tan  obvias como las apariencias lo harían de sugerir, y aunque las acometidas publicitarias en contra del consumo son cada vez mayores, ello no se expresa necesariamente en una baja en la demanda del cigarrillo y, antes por el contrario, las cosas irónicas de la vida harían suponer que, como pasa en el caso de los alucinógenos, las acciones en contra del fumar incitarían a un buen sector de la población a hacerlo con mayor persistencia. Ahora bien, mientras el control afecta casi inmediatamente a los medianos y pequeños productores de tabacos colombianos, los grandes productores multinacionales hacen su agosto en el mercado mundial, no solo expandiendo sus actividades comerciales sino controlando todos los factores de siembra y cultivo, repitiendo la vieja y dura manifestación de la ley natural de que el pez grande se come al más chico.

Pero los problemas se multiplican porque una gran parte del mercado nacional esta terrible afectado por el contrabando del cigarrillo que, para el caso colombiano, los especialistas llegan a considerar que alcanzan los escandalosos niveles del 30% de todo el mercado del ramo, sin que bajo ninguna consideración el estado se haya mostrado capaz de realmente controlar esta vena rota de la economía. Entre otras muchas cosas por aquello de que el mercado sucio beneficia a muchas manos inescrupulosas, varias de ellas existentes desde luego en la misma estructura de quienes tendrían la tarea de combatir este delito.  La corrupción, como diría muy popularmente un buen amigo, “no respeta pinta”.

Pero en medio de esta mar de dificultades los tabacaleros dan una pelea dura por la subsistencia de los centenares de familias de viven del cultivo de su hoja, sobre todo bajo de tutela de Heliodoro Campos, el Gerente de FEDETABACO, un líder ciertamente verraco que a todos nos dejó descrestados con lo que ha logrado hacer durante los 10 años que lleva al frente de la entidad, y gracias a colaboraciones como las del actual Gobernador de Santander, Richard Aguilar, que mereció un reconocimiento unánime de todo los productores de la hoja durante en Segundo Congreso tabacalero. Una de la las soluciones a este que fue el fuerte histórico de la economía santandereana desde las épocas de la independencia, está en una sustitución seria de cultivos para los campesinos del área, pero en esto hay que ir más allá de las promesas de cumbiambera del gobierno nacional.

El Ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri Valencia, nieto del ex Presidente Guillermo León Valencia –el gobierno Santos parece tener una terrible preferencia por quienes como él descienden de las familias que desde hace más de 100 años vienen gobernando este país como a una hacienda grande- entretuvo al auditorio con una capacidad oratoria deslumbrante el viernes anterior por más de una hora, pero todos sabemos lo que la historia nos dice de los sofistas. Ojala que las promesas salidas de su boca realmente se cumplan, porque estamos ante la realidad sociológica de uno de los sectores más pobres del agro colombiano. Esas gentes humildes, buenas, trabajadoras, merecen que un gobierno que dice desvivirse por la paz nacional, realmente los atienda como debe ser. Y que no suceda como muchos eventos de este tipo en el país, de los cuales solo queda el recuerdo y el paseo. Los tabacaleros colombianos merecen la atención prioritaria del estado colombiano.

En la actualización de nuestro portal periodístico del próximo miércoles, entregaremos las entrevistas que hicimos con el Gerente de FEDETABACO y con el señor Secretario de Agricultura de Santander, José Alejando Gil. Este no es un tema que se agote en una buena reunión de fin de semana. Aquí hay mucha tela de donde cortar, y sustanciosa…