Editorial

Editorial: LOS CONCEJALES MUNICIPALES TIENEN LA RAZÓN…

Publicidad

Por Wilfredo Sierra Moreno.  

wilfredo sierra mCon absoluta razón los concejales del departamento de Santander se han declarado en alerta frente a las supuestas “bondades” de la reforma política que los manzanillos Senadores y Representantes tramitan en el Congreso de la República, y que al buscar eliminar el voto preferente y priorizar las listas cerradas, toman acciones y decisiones que solo les beneficia y les gusta a los congresistas, como dijera uno de los concejales de Bucaramanga. Porque esos congresistas  legislan en beneficio propio.

Mientras con una mano el gobierno nacional supuestamente prepara una gran apertura democrática con los acuerdos de la guerrilla en La Habana, con  la otra y gracias a la socarronería del actual Ministro del Interior, que es un viejo y clásico politiquero de oficio, busca “godificar” aún más las condiciones de la participación política en el país, estableciendo unas simuladas condiciones de partidos únicos, en donde los mismo que desde hace muchas décadas han mangoneado el espectro político colombiano, se amarran aún más a la mermelada y los privilegios que el poder entre nosotros da.

La propuesta de las listas cerradas llevaría a que solo los grandes gamonales de la política puedan participar como candidatos y lograr que sean elegidos, dijo otro concejal de la ciudad de Bucaramanga en una declaración de prensa dada a conocer hace un par de días cundo convocaron a todos los concejales del departamento de Santander a una reunión conjunta para tomar decisiones política frente a la avilantes de estos dictadores encubiertos. Pero es que ahí están pintados los partidos políticos tradicionales y entre ellos el glorioso partido liberal, que de labios para afuera hablan de cambio y transformación pero que en la práctica son más reaccionarios de lo que su tiempo fue el mismísimo Laureano Gómez.

¿No han comenzado a recetarnos a sus hijos en la política los más preclaros jefes de la “revolución liberal”? ¿Y cómo en las viejas y retardatarias monarquías europeas no comienzan a mostrarnos a sus nietos como para que desde ahora nos acostumbremos a quienes serán los que dentro de 20, 30 o 40 años mangonearan la vida política nacional? ¡Hay si tenía razón mí recordado abuelo cuando decía que para godos los liberales de mi pueblo!

Pero los concejales están en la dirección correcta cuando creen que impulsar una gran insurrección política contra estos manzanillos retardatarios es la manera  precisa de acabar de una vez por todas con esta dictadura de los mismos con las mismas. Recordemos que las grandes reacciones de masas han logrado en el mundo entero acabar con las más viejas y violentas dictaduras, y que cuando el pueblo decide sacudirse no hay estructuras reaccionarias que lo puedan detener.  No más mentiras de esa clase parlamentaria que solo piensa en sus propios intereses. Ha llegado la hora de las grandes decisiones contra esta godaria parlamentaria que nos gobierna. Y en eso estamos con ustedes señores concejales del departamento de Santander…