Editorial

Editorial: ¿SABE LA CLASE POLÍTICA DE CULTURA CIUDADANA?

Por Wilfredo Sierra Moreno.

descarga (1)Uno de los preceptos de los viejos profesores nuestros – hace ya largos años – era el que la clase política del país deberían ser como los buenos padres de familia y dar ejemplo de comportamiento cívico y ciudadano a sus hijos putativos, los residentes de éste querido país. Pues resulta que hoy por hoy, y en muchos aspectos, estos buenos señores no solo no son ejemplo de nada sino que, desafortunadamente, son un  mal modelo en muchas áreas del comportamiento y el desempeño diario  frente a su comunidad.

Es lo que se ha visto en esta campaña para el Senado y la Cámara de Representantes cuando los múltiples y variados candidatos a Padres de la Patria han llenado de propaganda política los lugares, habidos y por haber,  de nuestras ciudades y pueblos, no respetando, para nada, los preceptos que sobre la materia están escritos en los códigos y leyes de nuestro país. Pareciera que su proceder quisiera repetir el mal ejemplo de algunos malos parlamentarios nacionales que se ganaron la credencial para tener la prerrogativa para hacer lo que les de la reverenda gana en nuestro entorno, sin respectar criterios y normas estatuidas en los códigos penales y civiles de la nación.

Increíble, pero les ha tocado a los alcaldes de las diferentes ciudades colombianas –algunos supuestos subalternos de estos aspirantes a caciques políticos de la nación- hacer vales las normas escritas en los códigos y proceder a bajar pendones, vallas y afiches de cuanto sitio le dio  a los aspirantes y sus seguidores llenar de propaganda, en una acción que muchas veces les ha creado a los burgomaestres resquemores con las clase política regional.

¿Y la cultura ciudadana, las buenas maneras, el decoro ético de los aspirantes a cargos que en otras épocas eran sinónimo de una gran dignidad nacional? Nada, eso se ha perdido y lo importante ahora, en campaña, es pasar por encima de preceptos y derechos de todo el mundo para embadurnar con sus afiches todas las ciudades y veredas de nuestro pueblo. ¿Y esos son los que pretender orientarnos y darnos ejemplo de comportamiento ciudadano? ¡Qué cosas tiene uno que ver en estos tiempos modernos!