Noticias

EL ACTUAL GOBIERNO DE BUCARAMANGA HA TRABAJADO PARA DIGNIFICAR Y LEGALIZAR LOS ASENTAMIENTOS HUMANOS

Publicidad

unnamed (8)Durante el actual Gobierno de Luis Francisco Bohórquez, en Bucaramanga han sido legalizados 8 barrios; otros 14 asentamientos se encuentran en estudio; se adelanta el análisis y la evaluación de la condición de amenaza, vulnerabilidad y riesgo en otros 18 sectores habitados de manera precaria, y se trabaja con vista al próximo mes de junio para legalizar 12 nuevos barrios de la ciudad, en cumplimiento del plan de desarrollo ‘Bucaramanga Capital Sostenible’ 2012-2015. Con dichas cifras, el secretario de Planeación del Municipio, Mauricio Mejía Abella, detalló la acción del actual Gobierno de Bucaramanga, que en estos cuatro años de gestión ha trabajado de manera técnica y muy responsable, para dignificar la condición social y económica de miles de familias.

“Estos son procesos que requieren continuidad. El Alcalde Luis Francisco Bohórquez ha trabajado también para definir la política pública de legalización de barrios; para que esta acción institucional no dependa de ningún tema o circunstancia política, sino como producto de la buena gestión de un Gobierno que técnicamente le demuestra a sus ciudadanos, que puede mejorar su calidad de vida, sin estar dependiendo del asistencialismo”, explicó el secretario de Planeación, Mauricio Mejía Abello, al confirmar que el observatorio de asentamientos precarios ya existe y fue creado por Acuerdo Municipal.

“Nosotros estamos trabajando el tema social y económico de todos estos asentamientos; porque legalización no es el simple acto de reconocimiento urbanístico. En Bucaramanga hacía más de 20 años no se legalizaba un barrio y no se permitía hacer inversiones en estos sectores”, recordó el funcionario Mejía Abello, al reafirmar que “este Gobierno Social ha hecho todos los estudios técnicos, para determinar que en muchos de los casos fue realmente una injusticia lo que se cometió, por haberlos mantenido con una restricción en el tema de amenaza, sin tener unos documentos técnicos soporte que realmente pudiesen garantizar esta restricción”.