EL ARTE Y EL PIANO, DE LA MANO EN LA EXPOSICIÓN DE MANTILLA CABALLERO EN LA UIS

El óleo, la acuarela, los acrílicos, y las técnicas mixtas del artista santandereano Jorge Mantilla Caballero son exhibidos en la exposición Trece Pinturas y un Objeto Intervenido, actividad que durante este mes estará presente en la sala Rafael Prada Ardila, de la Universidad Industrial de Santander.

Desde el 1 hasta el 31 agosto, las personas interesadas en el arte podrán conocer un poco más de la historia, técnicas, gustos y significados del artista santandereano a través de las exposiciones guiadas de lunes a viernes de 11:00 a 11:30 a.m. y de 4:00 a 4:30 p.m.

‘Clavinova’ es uno de los objetos para destacar dentro de la exposición, ya que este fue intervenido por el maestro Mantilla Caballero. Es una obra de Arte que pasó de ser un instrumento de ejecución de diversos pianistas, a un objeto visual.

Esta exposición hace parte de la programación de las actividades de la trigésimo quinta edición del Festival Internacional de Piano UIS 2018.

Con mis obras quiero trasmitir energía, fuerza, elasticidad, caos y dualidad. El concepto de una sociedad inmersa en problemas no resueltos. Figuras que son dolorosas y están afectadas por el tiempo, el medio y su desesperación de avanzar pese a los obstáculos”, indicó el maestro Mantilla Caballero.

Jorge Mantilla Caballero

Nació en Bucaramanga en 1947. Con tan solo ocho años de vida se dejó cautivar por la magia de los pinceles, el dibujo y los lienzos. Estudió en Cúcuta, en donde asegura que forjó su espíritu humanista y su disciplina.

Para 1957 y gracias a esa cercanía con Venezuela, el joven, quien hoy es reconocido como el mayor representante del arte santandereano, ya dominaba el óleo, la acuarela, los acrílicos y algunas técnicas mixtas. Sin embargo, se tomó un par de años más para descubrir e identificarse con el expresionismo, corriente artística a la cual pertenece.

Sus obras, que ya superan las dos mil unidades y de las que perdió la cuenta hace varios años, se caracterizan por sus colores cálidos, pues los fríos lo hacen sentir melancólico, líneas gruesas, formas drásticas y anatómicamente equilibradas.

Las figuras masculinas son sus favoritas y están plasmadas en cada rincón de su casa donde reposan decenas de obras. Su objetivo como artista, confesó, es que el público sienta el drama que ocultan las personas en su cotidianidad.

Leave a Reply