Noticias

El Mayor (r) Luis Fernando Peña Riaño en Coloquio con Don Clímaco: EN SANTANDER Y EL PAÍS LOS CAMPESINOS SE ENCUENTRAN EN MUY MALAS CONDICIONES DE VIDA Y DE TRABAJO.

Publicidad

a mayor En los debates de control a los funcionarios de la gobernación de Santander en la asamblea departamental, el más desafortunado fue el del Secretario de Agricultura. El presidente de la Asamblea de Santander hace una alerta temprana, en cuanto a que los trabajadores del Hospital de Vélez se habrían declarado en huelga.    

Mucha más amable de lo que su voz de militar al mando hace prever, el dialogo con el actual presidente de la Asamblea de Santander es muy fluida y precisa y al visitarme en mi destartalada covacha hace remembranza de otros tiempos, hace ya muchos pero muchos años,  cuando se confiesa era asiduo lector de mis columna “La Ventana”, en Vanguardia Liberal. Al finalizar el actual periodo de sesiones ordinarias de la Asamblea de Santander, con el Mayor retirado Luis Fernando Pela Riaño, hablamos del balance del trabajo de la Duma en esta ocasión y de muchas otras cosas más…

DON CLIMACO: ¿Cómo definiría el resultado de las actuaciones recientes en la Asamblea del Departamento de Santander?

MAYOR (R) LUIS FERNANDO PEÑA RIAÑO: Yo creo que ha sido un periodo muy importante para Santander porque el primer ciclo de deliberaciones, según la Constitución Nacional, es de control político, de hacer esa evaluación del año anterior. Pienso, Don Clímaco, que hemos cumplido con esas funciones, ya que los diferentes Secretarios del gobierno departamental y gerentes y directores de Institutos Descentralizados han pasado por la Asamblea, y le han explicado a nuestra institución, que es la voz y la conciencia de todos los santandereanos, como van, cual ha sido su gestión, cual ha sido su rendimiento, y la Asamblea del Departamento ha hecho las sugerencias respetuosas a cada uno de ellos.

DON CLÍMACO: Dentro de esa acción de control político, ¿cuál fue el debate más controvertido con los funcionarios de la administración departamental?  

MAYOR (R) LUIS FERNANDO PEÑA RIAÑO: Desafortunadamente el que más tuvo inconvenientes y recomendaciones por parte de los honorables diputados fue el Secretario de Agricultura. Usted sabe que la agricultura no solamente en Santander sino en Colombia se encuentra totalmente abandonada. En Santander este sector dispones de muy pocos recursos y fue, le preciso, muy desafortunado el informe, porque hubo algunas inconsistencias. Sin desconocer, Don Clímaco, que el actual encargado de esa secretaria es un hombre con mucho conocimiento del agro.

Pero lo que se le recomendó fue ajustar muy bien su equipo de trabajo para que fuera bien asesorado, porque uno solo realmente no puede hacer todo en una Secretaria y en una actividad tan importante.

don climacoDON CLÍMACO: Por lo que se deduce del tono de su respuesta, ¿la conclusión suya, Mayor, es que los campesino en Santander están muy mal?  

 MAYOR (R) LUIS FERNANDO PEÑA RIAÑO: Si señor. En Santander y en el país. En Santander teniendo en cuenta que en nuestro departamento el primer  renglón económico para su desarrollo es la agricultura. Estamos completamente abandonados por el gobierno nacional. El gobierno departamental hace lo que está a su alcance, pero realmente lo que necesitamos es que el gobierno nacional nos mire. Nos mire en todos los aspectos. Infraestructura, educación, salud, agua potable, vivienda. Si el campesino está con todas esas garantías, tenga por seguro que el campesino se queda en sus parcelas.

Antes, Don Clímaco, en campesino no se ha venido en mayor número a engrosar los cinturones de miseria de las grandes urbes, de los municipios, de las cabeceras provinciales. Porque es que no hay una garantía para que los agricultores se queden en sus tierra con la situación actual.

DON CLÍMACO: Entonces, desde su punto de vista, ¿tiene razón de ser la convocatoria al paro nacional que han hecho los campesinos del país?  

  MAYOR (R) LUIS FERNANDO PEÑA RIAÑO: Le aclaro, Don Clímaco, que yo soy una persona que nunca he estado de acuerdo con las vías de hecho. Pero cuando las situaciones han llegado a un extremo, yo creo que la única forma de una persona –y dentro de nuestra Constitución política es legal- es ir a la huelga, ir a la protesta, pero eso sí que sea una protesta que no afecte a nadie.  Por el contrario, que esa protesta sea un beneficio para los campesinos y, claro, para todos.

Porque mire, yo soy hijo de campesino, yo vendo del campo y a mí me duele, realmente, la situación de nuestros agricultores. La forma tan difícil que tiene para prepararse, para poder estudiar y para poder tener el sustento diario para su familia. Es en la parte donde más se trabaja y donde menos se recibe una gratificación. Entonces, señor, tenemos que tener mucho cuidado con el campo. El campo es la despensa agrícola, es lo que a nosotros como seres humanos nos da todos los días la capacidad de alimentarnos.  Luego no lo podemos abandonar y hay que trabajar para que el campesino viva bien, para que se quede en sus surcos en la tierra, para que sus hijos se perfecciones, estudien y sigan en el campo.

DON CLÍMACO: Antes de que termine su agradable visita, quiero decirle que éste pobre viejo ha tenido una gran preocupación por tres municipios del departamento de Santander que están bien alejados del centro de poder, que son Vélez, Puente Nacional y Barbosa. ¿Ustedes si han vuelto los ojos, allí  en la Asamblea de Santander, por estas gentes?    

 MAYOR (R) LUIS FERNANDO PEÑA RIAÑO: Pues le cuento que estamos tan preocupados que la primera sesión descentralizada del segundo viernes después de  haber instalado sesiones ordinarias,  nos fuimos para Vélez, por la situación grave de la salud en ese municipio, del Hospital de Vélez. Y quiero hacer una alerta temprana, porque esta semana anterior escuchaba que todos los profesionales de la salud del Hospital de Vélez se declaraban en huelga, porque no les habían cancelado sus honorarios. Es muy difícil que una persona que está prestando un servicio tan importante como es la atención a la salud de las gentes de su comunidad, no esté bien remunerado. Pues por supuesto, Don Clímaco, que esa persona va a trabajar a media máquina.

Y esos municipios, como usted los dice, están bien alejada de Bucaramanga y tiene muchas dificultades. Porque es una tierra muy agreste la provincia de Vélez e igualmente, le preciso,  la Provincia de García Rovira, que viven en situaciones muy duras.  Estamos trabando sobre eso, para que tengan una buena salud, una buena educación, unas buenas vías. Pero sobre todo la salud, porque después de la vida, yo creo que lo que más reclama un ser humado es su bienestar físico y mental.

Y después de terminar de tomarse el tinto que ya, de tanto conversar, estaba frío, el mayor Peña se fue a continuar cumpliendo sus compromisos políticos y legislativos que la vida le ha encomendado…