Noticias

“EL OBJETIVO PARA 2021 ES QUE LA CARNE COLOMBIANA LLEGUE A LOS MERCADOS DE CHINA Y MALASIA”

El presidente de Fedegán, José Félix Lafaurie, indicó que el panorama de la ganadería sostenible en el país es excepcional

Con más de US$240 millones en exportaciones entre productos cárnicos y cabezas de ganado, 2020 fue un año positivo para el sector ganadero en Colombia. Sumado a la recuperación del estatus sanitario como país libre de fiebre aftosa, y al interés de mercados como Rusia, Líbano y Hong Kong, el objetivo para 2021, según indicó el presidente de la Federación Nacional de Ganaderos (Fedegán), José Félix Lafaurie, es abrirse más paso en Asia, especialmente en China.

Ahora, cuando el gobierno de Estados Unidos dio luz verde a Fenavi para iniciar el proceso de admisibilidad sanitaria para exportación de pollo colombiano, Lafaurie manifestó que ya han tenido acercamientos con Washington, por lo que mantener controlada la fiebre aftosa es uno de sus principales objetivos para aterrizar en ese mercado

¿A qué se debe el gran interés de países como Rusia, Líbano, Jordania y Hong Kong en la carne colombiana?

Colombia ingresó tarde a la lista de productores que tienen la oportunidad de ser un jugador considerado en los mercados internacionales, y solo hasta los primeros años de la década de 2010 empezamos a tener una actividad muy intensa, promovida por Fedegan. Mercados como Rusia y Medio Oriente son importantes, pero menos atractivos que Estados Unidos y Europa, que se cerraron cuando perdimos el estatus sanitario.

Con el estatus sanitario garantizado en 2020, ¿cuál es el siguiente paso para lograr que la carne colombiana llegue a más mercados del mundo?

El objetivo principal es consolidar el mercado de Asia-Pacífico, China y Malasia, en donde hemos trabajado de manera intensa en los últimos dos años. Yo tengo la expectativa y la esperanza que 2021 nos permita llegar con carne colombiana. Nos deje llevar más carne a esos países, ya que hoy en día estamos exportando ‘algo’, pero es insuficiente para las expectativas que tenemos en ese mercado.

¿Cuáles han sido las estrategias más importantes en la lucha contra la aftosa y el contrabando que afectan el estatus sanitario?

Fedegán inició los procesos de vacunación en conjunto con el gobierno de Estados Unidos hace más de 20 años. Finalmente, en 2001 tuvimos la primera certificación hasta que logramos librar al país de la fiebre aftosa en 2009. Lamentablemente, cuando nos arrebataron el Fondo Nacional del Ganado se intentó hacer estas campañas de vacunación sin todos los protocolos y certificados que habíamos adelantado, lo que terminó por arruinar el estatus sanitario, que terminó en la degradación del sector.

Luego del visto bueno del gobierno estadounidense con respecto al proceso de admisibilidad para el pollo colombiano, ¿cuál es el plan para abrir las puertas del mercado norteamericano?

Solo en el último año hemos tenido más de cuatro interacciones a través de videoconferencias. Creemos que vamos por buen camino, pues hemos logrado sortear los aspectos técnicos, y ahora hace falta hacer un pulso desde el punto de vista político, por lo que estamos organizando a las empresas exportadoras para poder continuar con el proceso.

¿Cuál es el panorama del país en ganadería sostenible?

Sencillamente excepcional y promisorio. Esta es una ganadería que es más rentable, tiene una serie de condiciones muy importantes frente al cambio climático. Yo aspiro a que cualquier consumidor del mundo sepa cuántas emisiones de carbono se reducen gracias a este tipo de prácticas.