Noticias

EL ÚLTIMO SENCILLO DE MARK RONSON LE PONE RITMO A ESPÍAS A ESCONDIDAS

Esta película animada para disfrutar en familia estas vacaciones estrena el próximo 25 de diciembre. Cuenta con una banda sonora hecha por el productor y músico Mark Ronson, ganador de siete premios Grammy, un Globo de Oro y un Oscar. De Blue Sky Studios, que nos ha traído las películas de La era del hielo y Rio. Con las voces en inglés de Will Smith (Hombres de negro), Tom Holland (Spider-Man: lejos de casa), Rashida Jones (Parks and Recreation), Karen Gillan (Avengers: Endgame) y DJ Khaled.

Bogotá, diciembre de 2019- Espías a Escondidas sigue con la tradición de películas animadas con canciones originales que, además de ser pegajosas, tienen una gran calidad de producción. Para esta película, los productores reclutaron al reconocido músico y productor Mark Ronson para que fuera el encargado de la banda sonora. Ronson ha producido canciones como Uptown Funk, con Bruno Mars, Rehab, con Amy Winehouse, y Shallow, con Lady Gaga y Bradley Cooper. El resultado de su trabajo en esta cinta es el EP titulado Mark Ronson Presents the Music of Spies in Disguise, que incluye colaboraciones con artistas como Lil Jon, De La Soul y Anderson .Paak.

La canción principal, Then There Were Two (Y luego quedaron dos, en español), fue hecha en colaboración con Paak, uno de los raperos emergentes más aclamados en la actualidad, y presenta un sonido lleno de soul, que resuena perfectamente con el ambiente sofisticado propio de una película de espías. El sencillo, además de capturar la vibra elegante del mundo del espionaje internacional, habla sobre el compañerismo y el trabajo en equipo de los dos personajes principales: Lance Sterling (Will Smith) y Walter Beckett (Tom Holland), quienes deben superar sus diferencias para trabajar juntos y convertirse en un equipo ideal de agentes secretos.

El proceso de creación de la canción fue también el esfuerzo de dos personas que quizás no son tan diferentes, pero que definitivamente congeniaron y trabajaron juntos para crear algo extraordinario: Ronson y Paak. “Él se sentó en la batería y empezó a improvisar. Estaba desarrollando la letra en su mente y yo solo estaba siguiéndole el juego.”, dice Ronson. Según Paak, “cuando la estábamos escribiendo, la teníamos en nuestras cabezas, pero nuestras manos no podían seguir el paso. Sabíamos exactamente adónde nos dirigíamos. Cuando eso se dio, recuerdo que paramos, nos miramos y dijimos ‘Sí… esa será la onda’”

Paak resume su colaboración perfectamente:

“Algo lleno de soul y de funk, hermano. Una pareja perfecta.”

La música es un elemento fundamental de toda película de espías, razón por la cual los directores pidieron la ayuda de Mark Ronson. Uno de ellos, Troy Quane, dice: “al leer el guión, empezamos a escuchar ciertas canciones en nuestras mentes, pensando en el ritmo de las secuencias de acción y el ambiente de ciertas escenas. Las escribimos y, cuando terminamos el guión, nos dimos cuenta de que teníamos un elemento en común: la música de Mark Ronson.

 Él es un genio en tomar sonidos clásicos y hacerlos sentir como si fueran contemporáneos. Le contamos la idea a Ronson y le encantó. Entonces, se sumó al proyecto como el productor ejecutivo musical, y escribió y colaboró en varias canciones originales que le dan al paisaje sonoro de la película esa especie de fuerza, sofisticación, y vibra moderna que evoca la actitud de Lance Sterling”.